El joven detrás del reloj Pebble

Con solo 27 años, el canadiense Eric Migicovsky está a cargo de una de las compañías emergentes más prometedoras
En 2008, Eric Migicovsky era un simple estudiante de ingeniería que todos los días iba a la Universidad de Waterloo, en Canadá, en bicicleta. También era un joven que, como a cualquier otro, el celular le sonaba una y otra vez, incluso cuando estaba pedaleando y ni siquiera podía verificar quién intentaba contactarlo. Un día, mientras leía una artículo, combinó todas esas variables en un producto innovador: “Leí una encuesta que decía que una persona promedio sacaba su teléfono celular 120 veces al día. Entonces pensé: ¿y si pudieras hacer eso en tu muñeca?”.

Así comenzó a gestarse el reloj de muñeca inteligente Pebble. En mayo de 2012 Migicovsky presentó el proyecto en Kickstarter, donde buscaba obtener US$ 100.000 para hacer realidad este dispositivo capaz de sincronizarse de forma inalámbrica tanto con un iPhone como un teléfono con Android. En un mes recibió 85.000 encargos y obtuvo más de US$ 10 millones, en lo que es hasta la actualidad la campaña más exitosa de la historia del sitio de crowdfunding.

Hoy, con solo 27 años, Migicovsky es el fundador y CEO de Pebble Technology, una empresa con sede en Silicon Valley donde trabajan más de 30 personas. Por todo esto, la revista Forbes lo incluyó en su prestigiosa lista “30 under 30” (“30 menores de 30”) del rubro tecnología, edición 2014.

También esta semana, Pebble regresó a la feria de tecnología CES, donde hace un año era la pequeña start-up prometedora y los relojes inteligentes eran una rareza. Tras haber vendido 300.000 unidades, disponibles a US$ 150 en las tiendas Amazon, Best Buy y AT&T, Pebble se presentó ya como una empresa asentada en el área que marca tendencia: wearable technology.

Durante CES, Pebble lanzó la versión 2.0 de su software, la tienda de aplicaciones especializadas (con 3.000 desarrolladores trabajando en una variedad de apps) y el modelo premium de su reloj (Pebble Steel, que saldrá al mercado a fines de enero a US$ 249). De esta forma, Migicovsky volvió a demostrar que la empresa está en constante crecimiento y que, para cuando Apple salga con su tan rumoreado iWatch, su reloj inteligente podrá soportar el embate. Ya logró resistir la máquina de marketing del Gear de Samsung con la fuerza de su muñeca.

Comentarios