El iPhone 5 tiene que retroceder

Tras la débil demanda de su icónico smartphone, Apple debió reducir los pedidos de componentes para fabricarlo, una nueva señal de que la compañía pierde terreno ante Samsung
Según se lee en el sitio de Apple, el iPhone 5 “es lo más grande que le ha pasado al iPhone desde el iPhone”. Sin embargo, cuatro meses después del lanzamiento del smartphone este juego de palabras parece un exceso de optimismo.

Es que la demanda por el nuevo iPhone no ha sido la esperada y la compañía de Cupertino ha tenido que reducir los pedidos de pantallas de LCD y otros componentes del icónico celular durante este trimestre.

Según informó el lunes el diario financiero japonés Nikkei, se trata de una muestra más de que la firma estadounidense está perdiendo terreno en el mercado de teléfonos inteligentes ante sus rivales asiáticos.

Así, Apple le pidió a Japan Display, Sharp y a la surcoreana LG Display que reduzcan a la mitad el suministro de pantallas de LCD, desde el plan inicial de unos 65 millones para el trimestre enero-marzo, dijo Nikkei, citando personas familiarizadas con la situación, que añadieron que la firma también recortó los pedidos de otros componentes del iPhone.

De confirmarse, la medida coincidiría con la apreciación de los analistas de que las ventas del nuevo iPhone 5 no han sido tan fuertes como se preveía. Apple ha perdido terreno en el mercado mundial de los teléfonos inteligentes, valorado en US$ 200.000 millones, ante competidores como la surcoreana Samsung Electronics y otros grupos chinos más pequeños como Huawei Technologies y ZTE.

La lucha contra Galaxy


En tanto, Samsung dijo el lunes que las ventas globales de sus teléfonos insignia Galaxy S habían superado los 100 millones desde que se lanzaron los primeros modelos en mayo del 2010.

El Galaxy S3, que salió en mayo, vendió más de 40 millones en siete meses. Se espera que el nuevo Galaxy S IV salga al mercado en los próximos meses; podría tener una pantalla irrompible, resolución de alta calidad y un procesador más potente.

Samsung ha superado a Apple, en parte debido a la popularidad de su teléfono-tableta Galaxy Note II, reforzando los beneficios de ofrecer una amplia serie de dispositivos móviles, mientras que Apple sacó solo un nuevo teléfono el año pasado.

El mercado espera que Samsung incremente las ventas de teléfonos inteligentes en más de 30% este año, ampliando su ventaja frente a Apple, según la firma de análisis Strategy Analytics, que ha previsto que Samsung venderá 290 millones de equipos en 2013 frente a los 180 millones del iPhone.

Por su parte, Kim Sung-in, analista de Kiwoom Securities en Seúl, prevé que Samsung despache 320 millones de teléfonos avanzados este año y que duplique las ventas de sus tabletas a 32 millones.

No había nadie disponible de inmediato en Sharp para comentar la información en un día feriado en Japón y los suministradores de componentes de Apple en Taiwán no quisieron hacer declaraciones. Tampoco había nadie disponible en Apple para referirse a este tema fuera del horario laboral de Estados Unidos.

Acerca del autor

Comentarios