El inventor del coche autónomo

"Eliminará el 90% de los accidentes de tránsito; posiblemente más", afirmó Brad Templeton, asesor de Google en el proyecto que considera que será el más disruptivo de la próxima década
La idea de los coches autónomos es aterradora para algunos, pero son bastante increíbles", dijo Brad Templeton en una conferencia en 2013, unos cuantos meses antes de que Google presentara el prototipo final de su modelo. Templeton, director de computación y redes en Singularity University y asesor de los ingenieros involucrados en el desarrollo del vehículo, vio el futuro antes que nadie. Ya en 2005, junto a Sebastian Thrun, uno de los fundadores del laboratorio de innovación Google X, vio "lo lejos" que podía llegar esta tecnología y, en consecuencia, empezó "a trabajar para que esto ocurriera". En entrevista con Cromo alabó uno de sus mayores potenciales: "Eliminarán el 90% de los accidentes de tránsito; posiblemente más".

¿Quién va a ganar la batalla por el auto sin conductor?
Google está muy por delante del resto. Tesla no está lejos y está dispuesta a probar cosas nuevas y, además, ya fabrica coches. Apple, por el momento, es un desconocido en el rubro. No han dicho nada y no lo dirán por algún tiempo, sospecho. Apple tiene mucha habilidad pero está empezando tarde. También está Uber, un recién llegado pero con varias ventajas que hacen que sea mi principal competidor.

¿Cree que los consumidores comenzarán a pensar en qué tipo de auto satisface sus necesidades puntuales cada día?
Algunos consumidores optarán por la movilidad a demanda y otros, los que ya tienen dos autos, pasarán a tener uno, y en otros casos pasarán a cero. Elegirán un auto diferente cada vez, diseñado para el viaje de ese día.

¿Qué cree que pasará con los taxistas? ¿Es un oficio condenado a desaparecer?
En gran parte sí, pero seguirá existiendo durante algunas décadas en algunas partes del mundo. Nadie sueña con ser taxista. Es un trabajo que se hace de forma rápida y flexible para hacer un poco de dinero; no es una carrera.

¿Son los coches autónomos un riesgo para la privacidad?
Lo son, a menos que hagamos el esfuerzo de diseñar servicios que la protejan. Podemos hacer eso, pero no en la actualidad. De lo contrario, serán un poco más privados que Uber.

¿Y será rentable robarlos?
Ciertamente no. Los automóviles diseñados para operar como taxis no le servirán para nada al delincuente, excepto como piezas de chatarra. Un coche que sea una propiedad personal también le será inútil a menos que el ladrón sea muy hábil para modificar y derrotar toda la seguridad para reescribir el software. Estos coches no necesitan conexiones a la red de datos en tiempo real, pero ellos van a querer comunicarse de vez en cuando para actualizarse, por lo que van a aprender que han sido robados.

¿Cree usted que habrá menos coches en el futuro?
No; al contrario, habrá más coches en la carretera por la movilidad a demanda. Pero sí habrá menos coches en las ciudades pequeñas, alrededor de un cuarto menos, de hecho, pero esos coches se desgastan mucho más rápido; hasta que fabriquemos coches que duren muchos más kilómetros que los de hoy en día.

¿Qué impacto cree usted que esta tecnología tendrá en los siniestros de tráfico?

Con el tiempo, debería eliminar la mayor cantidad de ellos: el 90%; posiblemente más.

¿Es posible que los coches autónomos puedan tomar decisiones "morales"?
Supongo que podría ser posible, pero es muy poco probable. Los seres humanos no lo hacen, por ejemplo. La situación hipotética en la que alguien deba elegir entre dos resultados mortales sin ninguna otra salida es extremadamente rara y, por lo tanto, no está en la lista de las prioridades de nadie. Además, cuando los humanos encuentran una salida (que, por lo general, no lo hacen), no hacen ningún tipo de debate moral. Solo siguen su instinto que puede ser guiado por un sentido moral general. Los coches deberán obedecer la ley. Si al conductor no le gustan las consecuencias morales de la ley (que actualmente dice que hay que mantenerse en el carril y atropellar a un niño en lugar de conducir por el carril contrario y chocar a un asesino serial), entonces los legisladores deberían cambiar la ley.

auto google pantalla.JPG


¿Quién es Brad Templeton?

Gurú de Silicon Valley en todo tipo de tecnologías futuristas: autos autónomos, robótica, telepresencia virtual y realidad aumentada, redes de baja potencia y dinero virtual (bitcoins). “Son tecnologías súper cool”, siempre responde. A los primeros les da unos pocos años más para que se reproduzcan en cualquier ciudad. Google, la empresa para la que es consultor, originalmente dijo 2017, al igual que Tesla y Volvo.

Brad Templeton, fotógrafo, comediante y escritor de ciencia ficción en su tiempo libre, se describe como una de “las pocas almas valientes de los primeros días” de la red de redes. “A veces me pregunto por qué”, escribió en su blog personal. Un repaso a su biografía da muchas pistas.
Se unió a la primera lista de correo de Arpanet en 1979. Dos años después participó en los primeros enlaces internacionales de Usenet, uno de los sistemas más antiguos de comunicaciones entre redes de computadoras que todavía sigue en uso. En 1989 fue el fundador de ClariNet Communications Corp., la primera empresa del mundo en poseer un “.com” y un negocio totalmente enfocado a internet. Entre 2000 y 2010 fue presidente de la Fundación Fronteras Electrónicas, la organización que aboga por la protección de las libertades y la privacidad en el ciberespacio.

En pocos años pasará a ser considerado uno de los padres del coche autónomo de Google.



Acerca del autor