El hogar en la palma de la mano

La casa inteligente dejó de ser un concepto; en el mercado se ofrecen dispositivos para controlar todo lo que pasa dentro y fuera desde la comodidad de un teléfono. Aquí cómo funciona
La "casa inteligente" ya dejó de ser un concepto. El avance tecnológico de la domótica y el uso de smartphones o tabletas como herramientas indispensables en la vida cotidiana ayudaron a que eso deje de ser una utopía. Pero, ¿cómo es posible?, ¿qué se necesita? y, lo más importante de todo, ¿cómo funciona?

Un diseño para todos

El objetivo de la domótica es descargar acciones rutinarias de la cabeza de los usuarios y volcarlas en un dispositivo tecnológico y generar una interacción entre todas las partes en tres grandes aspectos: seguridad, ahorro y confort.

El primer desafío de Domotec, empresa líder en Uruguay en manejo y comercialización de productos de domótica, es desarrollar un proyecto independiente de los conocimientos técnicos que puedan tener los habitantes de un hogar particular pero que coinciden en una cosa: en que quieren "disfrutar del confort de una casa automatizada", señaló su CEO, Norberto Zejerman. Esta empresa cuenta con más de 200 instalaciones en funcionamiento, entre viviendas, edificios e instituciones.

Para que ese "hogar computarizado" sea potencialmente aceptado se debe pensar en una forma de presentación no invasiva en la estructura original.

Todos los productos ofrecidos por Domotec, que van desde sensores de movimiento, sistema de alarmas con sonido, cerraduras con dígitos o huellas digitales a termostatos para ajustar la temperatura de las habitaciones, cortinas eléctricas, entre otros dispositivos, se manejan desde la simpleza de un celular inteligente.

Solo hay que descargar Domotechouse, una aplicación para controlar el sistema integral, la que muestra una interfaz dividida en seis categorías: iluminación, seguridad, cámaras, escenas, artefactos y cortinas. Una vez sincronizado el smartphone con la aplicación, el usuario podrá controlar el funcionamiento de su casa con solo mover un dedo.

"Era importante que (el sistema) fuera gráfico (...) Por ejemplo, en la categoría de iluminación, aparece un 'mapa' de la casa y todas las luces que hay en ella. Con un movimiento se puede prender una lámpara que se ubica del lado opuesto", expresó el director de Domotec a Cromo.

A través del celular, el usuario puede operar las ventanas y las alarmas; además puede controlar la temperatura de cada habitación y hasta abrir puertas. También posee la posibilidad de observar su puerta de entrada y realizar captura de video si lo considera necesario.

"Lo bueno de la aplicación es que desde una misma pantalla se puede controlar la iluminación, la seguridad y las cámaras por ambiente. El usuario no tiene que ir cambiando de menú para realizar ninguna acción", indicó Zejerman.

casa inteligente.JPG

Confort, seguridad y ahorro

Para cumplir estos tres ideales se necesitan productos sencillos de operar. Por ejemplo, el dueño de casa puede entrar a su domicilio con solo colocar su dedo en la cerradura (el lector biométrico puede almacenar hasta mil huellas digitales) y, al mismo tiempo y desde su celular, subir las persianas, encender las luces, activar el aire acondicionado y que empiece a sonar música en el living. Al salir de la casa sucederá todo a la inversa, sin necesidad de poner una clave o pasar el dedo.

En materia de seguridad, se puede instalar un sistema que simula ladridos. Si un delincuente abre una ventana, se disparará la alarma –en este caso, los ladridos– y se prenderán automáticamente las luces para simular que hay gente dentro del perímetro. A juicio de Zejerman, los ladrones se llevarán una gran sorpresa.

Por último, el termostato de una casa inteligente tiene la capacidad de detectar la presencia humana. Aprende del movimiento del hogar: si la persona lo deja encendido cinco horas, pero solo está tres en la casa, el dispositivo le pregunta si puede apagarse mientras no hay nadie. "Con esta cualidad disponible, tanto para la refrigeración como para la calefacción, el cliente puede generar un ahorro energético significativo", advirtió Zejerman. No obstante, tiene que hacer una buena inversión inicial: US$ 699.

Con todo, ya se puede decir sin titubeos que la casa del futuro podrá realizar acciones cotidianas más rápido que el propio individuo. "La magia de la domótica empieza ahí", concluyó el director de Domotec.

Costos

Lector Biométrico
Control de acceso al hogar por huella dactilar. Puede almacenar hasta 1.000 huellas digitales.
US$ 299

Skybell
Es un timbre que se conecta a una toma de luz y a la red wifi y se sincroniza con un smartphone. Permite monitorear todo lo que sucede en la puerta.
US$ 549

Termostato Nest

Solución inteligente para el consumo energético de los sistemas de refrigeración y calefacción.
US$ 699

Play1

Altavoz pequeño, tan solo un poco más grande que un vaso de medio litro.
US$ 429

Play3
Utiliza tres amplificadores digitales de última generación acoplados individualmente con tres altavoces para ofrecer un sonido fantástico.
US$ 619

Acerca del autor