El Himalaya Oriental, un ecosistema lleno de sorpresas

Un mono sin nariz y que estornuda, un pez que camina y otro "drácula" y una rana de ojos azules figuran en los últimos hallazgos de un tesoro biológico

Un mono que estornuda, un pez que camina y una serpiente que recuerda a una joya son solo una parte del tesoro biológico de 200 nuevas especies descubiertas en la región del Himalaya Oriental en los últimos años, según un informe que acaba de publicar WWF.

El informe Himalaya Oculto: el País de las Maravillas de Asia detalla las especies descubiertas por científicos de varias organizaciones incluyendo 133 plantas, 39 invertebrados, 26 peces, 10 anfibios, un reptil, un ave y un mamífero. La cifra y la diversidad de los descubrimientos, 211 en total entre 2009 y 2014, muestran que la región es uno de los lugares con mayor biodiversidad del planeta.

"Me entusiasma que la región, hogar de un número increíble de especies y de fauna muy emblemática, siga sorprendiendo al mundo con la naturaleza y el ritmo de nuevos descubrimientos", dijo Ravi Singh, director general de WWF-India y presidente de la Iniciativa Himalaya Vivo.

Entre los descubrimientos más asombrosos está un pez "cabeza de serpiente" azul enano, que puede respirar fuera del agua y sobrevivir en tierra hasta cuatro días y reptar 400 metros en un suelo húmedo, aunque se mueve de forma torpe; un desafortunado mono que tiene la nariz del revés y "por ello estornuda cada vez que llueve"; y una "gema viva" o la víbora de foseta de cabeza lanceada (bejeweled lance-headed pit viper, en inglés), se lee en un comunicado de la WWF. Otra rareza de la naturaleza es una rana de ojos azules y un pez "drácula" con pequeños incisivos.

El informe enumera las amenazas a las que se enfrentan los ecosistemas de la región, que abarca Bután, el noreste de la India, el norte de Myanmar y el sur del Tibet. Según revela el informe, a causa del desarrollo solo un 25% de los hábitats originales de la región permanecen intactos; al tiempo que cientos de especies que viven en el Himalaya Oriental se consideran globalmente amenazadas.

"El reto es preservar nuestros amenazados ecosistemas antes de que estas especies y las que nos quedan por descubrir, se pierdan para siempre", señaló el líder de la Iniciativa Himalayas Vivos de WWF, Sami Tornikoski.