El hijo pródigo de Twitter que regresa para salvarlo

Ante la renuncia del CEO de la red social, Dick Costolo, Jack Dorsey vuelve a sus orígenes
Abandonó la universidad, estudió ilustración botánica, se licenció de masajista y estudió diseño de modas. Inconformista, Jack Dorsey ha manifestado hasta su interés en ser candidato para alcalde de Nueva York. "Nunca quise ser ingeniero. Nunca quise ser programador. Nunca quise ser un emprendedor. Pero eso pasó porque eran las herramientas que necesitaba para construir lo que quería", dijo una vez en una entrevista.

Terminó fundando una de las redes sociales más populares y valiosas en 2006: Twitter. La primera vez que se dio cuenta del potencial de la plataforma fue cuando su madre la usó por primera vez porque "toda la familia estaba ahí" y era una forma de avisar que "la cena estaba lista". No obstante, solo se quedó dos años, aunque mantuvo una participación accionaria del 4%.

En estos años le han buscado (y encontrado) muchas similitudes con Steve Jobs, fundador de Apple. Por ejemplo, los viernes lleva siempre a algunos empleados a una caminata por las calles de San Francisco en las que repasa cuáles son los pilares de Square, su empresa de pagos móviles, valorada en US$ 6.000 millones. "Es algo que codifica nuestra ética", ha dicho. También es un obsesivo del diseño y los detalles de sus productos y está empecinado en que la competencia le siga el paso.

Ahora, ante la salida del actual CEO Dick Costolo, Dorsey retorna a Twitter. Por lo pronto como interino, mientras resuelve qué hacer con Square y, lo más importante, qué hará con esta red social que ya no atrapa a tantos usuarios nuevos como antes.


Populares de la sección