El hielo rompió otro récord en el Ártico

El crecimiento de la fina capa de agua congelada que cubre a la región durante el invierno del norte fue el menor desde que se comenzaron los registros


Desde que la NASA comenzó la observación satelital en el Polo Norte, nunca registró un nivel tan bajo extensión de hielo invernal en el Ártico como este año. Así lo muestra la agencia espacial en un video en el que se ve cómo fue el proceso de esta capa de hielo y cómo en el invierno del hemisferio norte se quedó corta, al cubrir 130.000 kilómetros cuadrados menos que el récord mínimo anterior, en 2011.

Según los datos del Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo de Estados Unidos,  la capa de hielo se extendió en el Ártico en una superficie de 14,5 millones de kilómetros cuadrados, la cifra más baja desde 1979, año en el que se comenzaron las observaciones satelitales.

Se trata de una fina capa de hielo que suele derretirse cuando llega el verano, que alcanzó su pico máximo el 25 de febrero de este año, explicó la NASA. Esto es 15 días antes que la fecha establecida como promedio, el 12 de marzo. La única vez que se adelantó, fue el 24 de febrero de 1996.

De todas formas, lo más interesante para los científicos es la reducción de esta capa de hielo en verano, más que los máximos alcanzados en invierno, que son cada vez menores. La buena noticia es que los máximos y mínimos alcanzados en un mismo año no tienen relación, por lo que esto no quiere decir que el mínimo también vaya a romper récords cuando llegue el verano.

 

Comentarios