El genio creador de Nintendo

Shigeru Miyamoto, autor de juegos históricos como Mario Bros. y Donkey Kong, es la cara más visible de la compañía japonesa. En él están puestas las esperanzas para llevar a Nintendo de nuevo a la gloria
Tras la muerte este año de Hiroshi Yamauchi, un hombre que supo transformar una compañía familiar dedicada a fabricar cartas en un gigante mundial de los videojuegos, el privilegio de ser la cara más reconocida de Nintendo quedó en manos de Shigeru Miyamoto. Y el título es más que merecido. El diseñador de videojuegos de 61 años es el responsable de muchos de los grandes sucesos de la empresa nipona.

Miyamoto llegó a las oficinas de Nintendo con 24 años, un título recién obtenido en diseño industrial y grandes ideas. Allí lo esperaba el presidente de aquel entonces, Yamauchi, quien además era amigo personal del padre del joven. Al aspirante le gustaba fabricar juguetes, el área al que se dedicaba la empresa en ese entonces, por lo que todo parecía conjugar perfectamente. Miyamoto fue contratado y la decisión fue uno de los aciertos más relevantes en la historia de la empresa.

En sus inicios ocupó un puesto de aprendiz en el área de planificación. Aún sin nociones de computación, Miyamoto reclutó un equipo de programadores y se convirtió en uno de los primeros diseñadores de videojuegos, ya que su tarea consistía en crear el arte y las historias, así como planificar.

Con más de 35 años dentro de la compañía, el mundialmente idolatrado diseñador y productor de videojuegos fue el cerebro de los más grandes éxitos de Nintendo. Entre ellos, se encuentra el Donkey Kong, The Legend of Zelda, Pikmin y la notablemente exitosa saga que tiene como protagonista a un fontanero llamado Mario y su hermano Luigi. En este proceso, trabajó junto a los equipos que desarrollaron famosas consolas como Family, GameCube, Wii y Wii U. No en vano se lo conoce como el padre de los videojuegos.

Actualmente, Miyamoto es director general en el área de entretenimiento, análisis y desarrollo del gigante japonés. Desde allí, incentiva a los más jóvenes a tomar las riendas del desarrollo de nuevos juegos y versiones. De allí que el último título de The Legend of Zelda no estuviera a su cargo.

Tras las escasas ventas de la consola de última generación Wii U, la empresa, los inversionistas y los gamers miran al genio creador de Nintendo a la espera del próximo Mario Bros que reviva la gloria de la empresa.

Populares de la sección

Comentarios