El Galaxy S8 es el teléfono más caro de fabricar

Una unidad cuesta US$ 307, un 42% de su precio en Estados Unidos

El nuevo Samsung Galaxy S8 es el celular con el precio de fabricación más alto del mundo. Así lo reveló un informe realizado por la consultora británica IHS Markit, que estimó los costos de los principales smartphones del mercado.

Según el estudio, producir una unidad del Galaxy S8 cuesta US$ 307, un 42% de su precio en Estados Unidos.

El elemento más caro del dispositivo es su pantalla AMOLED de 5,7 pulgadas, que cuesta US$ 85, mientras que su procesador y memoria tienen un valor de US$ 45 y US$ 41,5, respectivamente. Su cuerpo, recubrimiento, botones, metales y vidrios suman US$ 28,2. Las cámara frontal y trasera cuestan US$ 20,5.

Le siguen en la lista el Google Pixel XL, con un costo de fabricación de US$ 285,8 y el S7 Edge, con US$ 271,2. Más atrás están los modelos de Apple, iPhone 6s Plus e iPhone 7, con US$ 236 y US$ 224,8, respectivamente.


Populares de la sección