El futuro será en clave Netflix

Columna de opinión sobre cuál es el futuro de las videojuegos y cómo Nintendo tiene todo para volver a reinar en ese lucrativo mercado
Nintendo puede tener la fórmula para el futuro de los videojuegos porque en la clave de ese futuro hay algo que esta compañía ha sabido hacer mejor que ninguna otra en todos estos años: potenciar la experiencia del jugador por sobre todas las cosas.

La carrera de las consolas no es nueva para Nintendo. De hecho, la corrió en la década de 1990 contra Sega y la perdió. O, más bien, la dejó de jugar. Mientras Sega siguió apostando a la potencia de gráficos, Nintendo se apoyó en las franquicias, su primer gran acierto histórico. En definitiva, ¿de qué se acuerda más la gente: del Mega Drive o de Mario Bros y Zelda?

Pero, lo que es más importante aún, Nintendo apostó a mejorar la calidad para conectar consolas,como aquel experimento de Gameboy + Gamecube. El resultado fue contundente. La última consola de Sega ya tiene 10 años y Nintendo, además de seguir en competencia, se llevó dos premios de esa “guerra”: la Nintendo DS y la Wii, que vienen de esa progresión.

Hoy el contexto es diferente. Las consolas se volvieron plataformas de contenidos y apuestan a convertirse en centros de entretenimiento. Mi pronóstico es que, al paso que vamos, con el correr del tiempo terminaremos viendo a los juegos como un servicio más de estas plataformas y no como un bien de consumo. Algo así como una versión con juegos en streaming de lo que pasa con Netflix y las películas.

Si el desarrollo de la industria continúa por el camino que parece más claro, veremos a las consolas perder el estatus que hoy ostentan. La evolución hacia un modelo de negocios más al estilo Netflix pondrá en evidencia algo que hoy todos saben y nadie dice: las consolas son poco más que obstáculos entre el jugador y los juegos.

Entonces, mientras Sony y Microsoft siguen corriendo detrás del santo grial de los 1080p y los 60 frames por segundo, Nintendo da un paso al costado y juega cartas seguras con sus franquicias. La Wii U quizá no sea hoy la gran vedete, pero sí se prepara para ser la apuesta a largo plazo de Nintendo. Si efectivamente se llega a un punto en el cual no importa desde qué consola te conectes para jugar y conseguir tus juegos, hay grandes chances de que el rey vuelva a ser el mismo de siempre.

Populares de la sección

Comentarios