El futuro de la televisión según Google

Aún no tiene ningún dispositivo en mente, pero ya está apostando por un cambio radical

Google cada vez está más interesado en construir una alternativa al cable tradicional, según un alto ejecutivo de Google Fiber.

Milo Medin, vicepresidente de acceso a los servicios de Google, predice que la plataforma para televisiones inteligentes del gigante, Android TV, "eventualmente construirá algo" que permita a los consumidores abandonar las cajas negras aparatosas que actualmente alquilan a los proveedores.

"Hemos hablado con algunas personas que estarían interesadas", dijo Medin a periodistas en una conferencia en Washington la semana pasada.

Si sucediera, la entrada de Google en el mercado de las canaleras marcaría otro punto de quiebre para este ecosistema cambiante, que ya fue sacudido por la posibilidad que brindan los celulares para ver programas en altas calidades.

Medin tiene una visión incluso más expansiva de lo que podría traer el futuro de la televisión. El anterior ingeniero de la NASA no solamente ve a Google, Apple y Amazon ofreciendo sus propios servicios que podrán transmitir todos los canales de cables, sino una explosión de nuevas competencias entre los fabricantes de televisores que serán capaces de conectar sus aparatos directamente a una conexión de cable.

"Si puede integrarse, si puede proveer funcionalidades extra y buscar entre estas cosas, dar a los vendedores de televisores la chance de diferenciarse entre sí y realmente desbloquear la innovación, creo que es una gran oportunidad para estos tipos", dijo. "Porque, ¿cuál es la diferencia ahora mismo entre comprar una Samsung o una Sony?".

Construir la funcionalidad de cable directamente en una televisión podría incluso borrar del mapa por completo la canalera.

Google no tiene planes inmediatos para desarrollar una canalera por sí mismo, dijo Medin. Pero el catalizador para el interés de Google podría ser rastreado hasta una propuesta del gobierno norteamericano de abrir el mercado de las canaleras. El plan de la Comisión federal para las comunicaciones (FCC) forzará a las compañías de cable a renunciar a parte del control sobre cómo se muestra el contenido de cable en la televisión.

Permitirá a compañías tercerizadas, como Apple y Google, a tomar ese contenido y diseñar nuevas formas de interactuar con él, en vez de a través de los menús típicos y funciones de búsqueda que los clientes de cable están acostumbrados. Como resultado, los clientes podrían ver más opciones y tal vez facturas más baratas.

Además de proveer internet de altas velocidades a mercados como Austin (Texas) y la ciudad de Kansas, Google Fiber también ofrece servicios de televisión, tal como los servicios de cable tradicionales. Pero mientras que la industria del cable en contra de la propuesta de la FCC, Medin dice que nuevas reglas podrían ayudar a Google Fiber indirectamente.

"Google hace muchas cosas que no necesariamente tienen un beneficio comercial para Google", dijo Medin. "Lo hacemos porque creemos que la apertura beneficia a todo el mundo. Nosotros y el internet como un todo nos beneficiamos de los sistemas abiertos".

Google podría ver otra oportunidad en la propuesta de la FCC: una chance para recopilar más datos de los consumidores. Después de todo, Google ha hecho de la publicidad dirigida por los datos una gran parte de su negocio. Si la compañía produciera su propia canalera, de nuevo ganaría un gran nivel de visibilidad sobre cómo se comportan los espectadores de televisión - qué programas buscan, qué programas terminan mirando, cuándo y cómo.

Los reguladores han sugerido que podrían poner límites a lo que pueden hacer los nuevos fabricantes de canaleras con la información personal que recolectan. Por ejemplo, podrían ser sujetos a obligaciones similares a las que actualmente gobiernan el uso de los datos de los consumidores de la industria del cable. Dichas reglas ayudarían a proteger la privacidad y prevenir el uso abusivo de la información personal, dijo el presidente de la FCC, Tom Wheeler, en una entrevista reciente.

Pero la posibilidad de "nuevas" regulaciones frente a la piratería no perturban a Medin. Esto es en parte porque esas reglas simplemente buscarían replicar las protecciones de la privacidad que ya resguardan a los clientes hoy. Pero también es porque Google no tiene una ganancia directa del mercado de canaleras hoy en día.

"Nuestra defensa de esto no ha sido con un producto específico en la mente", subrayó.

Un vocero de Google no quiso emitir comentarios.
Fuente: Brian Fung /The Washington Post