El extraño caso de Bob

La historia de cómo un empleado estadounidense pagaba un quinto de su sueldo a una empresa china para que realizara su trabajo y se había convertido en el mejor funcionario de la compañía. Hasta que lo descubrieron
Perfil del empleado: hombre, cuarentón, desarrollador de software con trayectoria en la empresa, familiero, inofensivo, callado. Por eso, para explicar el caso de estudio que se le presentó al equipo de análisis de riesgo informático de Verizon donde él es es protagonista, lo llamaron "Bob", un tipo común.

Una empresa de tecnología con sede en Estados Unidos contrata a Verizon para resolver un problema de seguridad. En la red interna de la compañía, creada para que sus empleados puedan trabajar de forma remota desde sus casas, encuentran un usuario que se conecta día tras día desde Shenyang, China. El riesgo de seguridad era alto no solo porque podían estar siendo espiados, sino porque además se estaban infiltrando nada menos que a través de la computadora de su mejor empleado, es decir, Bob.
Lo que pasó es que Bob simplemente había tercerizado su propio trabajo a una firma china de consultoría. Bob gastaba menos de un quinto de su sueldo de seis cifras para que la empresa china hiciera su trabajo por él", explica el equipo de análisis de riesgo informático de Verizon

El equipo de Verizon trabajó entonces en la computadora de Bob para buscar algún software malicioso y para conocer los hábitos de trabajo del empleado, ya que podía haber descargado un malware sin darse cuenta. "Lo que descubrimos nos sorprendió: cientos de facturas en PDF de un desarrollador y contratista tercerizado en (lo has adivinado) Shenyang, China", escriben los especialistas en seguridad en su blog.

Y explican: "Lo que pasó es que Bob simplemente había tercerizado su propio trabajo a una firma china de consultoría. Bob gastaba menos de un quinto de su sueldo de seis cifras para que la empresa china hiciera su trabajo por él". Según narran con mucho sentido del humor, el típico "día de trabajo" de Bob consistía en navegar en Reddit, ver videos de gatitos, almorzar,  pasear por eBay, actualizar su Facebook y LinkedIn, e irse a su casa.

El equipo de Verizon remata el extraño caso de estudio diciendo que pudieron leer las opiniones internas de la empresa sobre el rendimiento de Bob y encontraron que los comentarios eran excelentes: "Su código era limpio, bien escrito y presentado de manera puntual. Trimestre tras trimestre, su evaluación de desempeño lo señaló como el mejor desarrollador en el edificio". No en vano tenía todo un equipo por detrás.

Comentarios