El estudio de gemelos de la NASA no se hará público hasta dentro de un año

La agencia espacial brinda a los investigadores un año para investigar con propiedad los datos

Scott Kelly ya habrá vuelto a la Tierra (y ya habrá vuelto a su estatura normal) pero su trabajo como un conejillo de indias recién comienza. La misión de Kelly de una misión anual en la Estación Espacial Internacional (EEI) con la que rompió el récord del norteamericano que más tiempo pasó en el espacio, está dando a los científicos del país un tesoro de datos para estudiar, y los representantes de la NASA dicen que podría llevar al menos dos años de investigación antes de hacerlos públicos.

De hecho, Scott Kelly y su hermano gemelo, Mark -quien está siendo utilizado como una especie de "control" en 10 experimentos que se llevaron a cabo en el curso de los 342 días de la misión- continuará reportándose para chequeos en la NASA y extracciones de sangre por otros nueve meses. Hay incluso pruebas tomadas a bordo de la EEI que no volverán hasta mayo, cuando el vehículo de reabastecimiento de SpaceX equipado con un freezer vuelva a la Tierra.

"Solo porque el vuelo terminó no quiere decir que la misión también lo hizo", dijo el científico de la NASA John Charles este viernes durante una rueda de prensa. "El análisis de los datos está empezando en serio recién ahora".

Muchos de los datos serán analizados en lote -examinados por el mismo técnico, en el mismo momento y lugar, con el mismo equipo- en un esfuerzo para evitar variables que podrían confundirse con cambios sucedidos en el espacio.

A la NASA le gusta darles a sus científicos un "año sólido" durante el cual puedan trabajar con los datos que se les dieron, dijo Charles, y esos hallazgos serán publicados en publicaciones científicas para su revisión -un proceso en el que expertos no involucrados con el estudio chequean que los estudios sean correctos.

Los resultados con puntos de vista iniciales pueden ser publicados dentro de un año, dijo Charles, pero es probable que muchos de los hallazgos aparezcan un año después de eso.

Así que, por ahora, solo existen devoluciones anecdóticas del paseo récord de Kelly en el espacio. Durante la rueda de prensa del viernes, Scott y Mark Kelly mencionaron el problema de ojos de Scott, un problema común entre los astronautas. Cuando se le preguntó cómo compara su misión de un año con la anterior de seis meses, Scott Kelly dijo que el dolor fue un problema.

"Inicialmente, esta vez, al salir de la cápsula me sentí mejor que la otra vez", dijo Kelly. "Pero en algún momento mi nivel de dolor muscular y fatiga se volvieron más fuertes que la vez pasada".

Kelly explicó que algunos astronautas encuentran la transición hacia la vida en el espacio más cansadora, y se sienten enfermos por un tiempo. Él no tiene ese problema, pero sí encuentra la transición hacia la gravedad de la Tierra más difícil. Agregó que pensó que podría haber salido de la Soyuz sin ayuda si hubiera aterrizado en posición vertical -lo cual es importante, porque los astronautas que aterricen en Marte luego de seis meses de viaje espacial necesitarán pararse por sí mismos, aunque la gravedad no sea tan fuerte.

Scott Kelly


Kelly también mencionó una sensación de quemadura en su piel que no había sentido antes.

"Como mi piel no tocó nada en tanto tiempo está muy, muy sensible", explicó. Ha pasado casi un año desde que sus pies regularmente tocaron el piso o que se sentó en una silla sin el peso total de la gravedad empujándolo hacia ella, así que de a poco se está adaptando a tener contacto regular con las superficies de nuevo.

Además de estudios celulares, genéticos y psicológicos, algunos de los investigadores se centrarán en el bienestar psicológico de Kelly. El astronauta dijo repetidas veces que se había sentido bien durante la misión, pero que igual extrañaba la Tierra.

"Creo que la única gran sorpresa es cuán largo es un año", dijo Kelly. "Pareció como si hubiera estado ahí desde siempre".

Kelly tiene esperanzas de que en algún momento lleguemos a Marte pero se mostró firme durante la rueda de prensa del viernes en que su tiempo volando con la NASA ya terminó.

Dijo que extrañará el sentido de logro y cumplimiento que obtuvo de haber trabajado en un ambiente tan riesgoso, uno con apuestas muy altas.

Si nunca vuelo al espacio de nuevo, encontraré eso en otras áreas de mi vida... Pero nunca de esa manera", señaló.

Y expresó su interés en pilotear una nave privada. "Podrían necesitar un tipo como yo en algún momento", dijo, agregando que podría incluso considerar comprar un pasaje si los viajes espaciales recreacionales alguna vez llegan al público.

A lo largo de la rueda de prensa, Kelly se mostró humilde sobre sus récords, por el vuelo espacial único más largo jamás realizado por un americano y por la mayor cantidad de días en el espacio en poder de la misma persona.

"Estos récords están hechos para ser superados", dijo, apuntando a que algunos astronautas ya tienen vuelos programados que romperán el suyo.

Y cuando le preguntaron cómo se siente acerca de su fama repentina, se mostró sorprendido, diciendo que no se había dado cuenta de que había tenido tanto impacto en el público.

"¿Dónde ha estado?", bromeó un periodista.

"He estado mirando las primarias presidenciales", respondió el astronauta.
Fuente: Rachel Feltman / The Washington Post