El drama del pueblo canadiense que se quedó sin internet

El pasado 30 de noviembre fue "el día uno" para el caos en el remoto municipio de Stewart
Para muchas personas quedarse sin internet durante cinco minutos es todo un desafío, ni hablar de un día o una semana. Por eso, imaginarse estar varias semanas sin internet no entra en la cabeza de nadie. Sin embargo, los habitantes de un pueblo en el noreste de Canadá tuvieron que enfrentarse a esas circunstancias.

El pasado 30 de noviembre fue "el día uno" para el caos en el remoto municipio de Stewart, en la región de Columbia Británica. Era un lunes como cualquier otro cuando, de repente y sin aviso, los canadienses se quedaron "apartados" del mundo digital. Pero las malas noticias no se acabaron ahí, ya que se espera que permanezcan sin conexión por dos largos meses más.

La única proveedora de internet de la localidad es OneWayOut, pero la empresa dejó de ofrecer el servicio por no considerarlo rentable, dejando al pequeño Stewart en una profunda crisis.

"Para mí, personalmente, es como si mi vida se hubiese detenido en este momento (...) Mi comunidad, incluyendo mi casa y mi oficina, no pueden contar con una conexión a internet", expresó la alcaldesa del municipio, Galina Durant. Para los 500 ciudadanos de este pueblo internet es lo más importante en su día a día, lo consideran un "salvavidas".

Además por su ubicación geográfica, la localidad más próxima queda a varias horas en auto de distancia, por lo que el servicio de conexión a la red es fundamental.

OneWayOut explicó que la razón por la cual decidieron cortar con el servicio: "La infraestructura requerida para proveer el internet es extremadamente cara (...) para hacerlo con eficacia Stewart necesita una torre que pueda servir a toda la comunidad".

"No es nuestra intención interponernos en el camino del progreso. Queremos agradecer a todos nuestros clientes por su apoyo en los últimos veinte años", agregó.

En los primeros meses del año el gobierno de Columbia Británica anunció que gastaría US$ 10 millones en un proyecto para llevar internet de alta velocidad a toda la provincia para 2021. Pero parece que eso no será posible.

"Luchamos tan duro para tener una internet de alta velocidad y terminamos sin Internet en absoluto", se quejó la alcaldesa.

Las responsables de restablecer la conexión nuevamente son las firmas canadienses Telus ISP y otro servicio local, pero estiman que demorará alrededor de ocho semanas.



Populares de la sección