El dios falso creado en Wikipedia

Los editores de la enciclopedia online descubrieron una página sobre Jar’Edo Wens, un dios aborigen australiano que existió en el sitio durante casi una década
Jar’Edo Wens es una deidad aborigen australiana, el dios de la “fortaleza física” y el “conocimiento terrenal”. Ha sido mencionado en varios libros. Su nombre fue grabado en rocas. Y, en marzo, se comprobó que no existe.

Resulta que esa figura no pertenece a la mitología aborigen. En realidad, Jar’Edo Wens fue una broma, una mera invención dejada en Wikipedia hace nueve años por un desconocido y anónimo australiano. En el momento en el que los editores de Wikipedia descubrieron a Jar’Edo Wens, esta falsa deidad ya había infectado todo internet.

También rompió records de engaños en Wikipedia. Con nueve años, nueve meses y tres largos días, Jar’Edo Wens es el engaño que ha perdurado por más tiempo en la enciclopedia libre hasta el momento.

Al consultar a cualquier miembro de Wikipedia sobre los engaños, dirán que se trata de un producto natural del proyecto. Desde el día en que la enciclopedia de fuente abierta se inauguró en 2001, bromistas, vándalos y otros saboteadores han hecho todo lo posible para atacarla.

Pero el año pasado, los engaños en Wikipedia se hicieron más frecuentes o, al menos, más visibles. Los editores han descubierto 33 engaños desde enero, incluyendo varios sobre falsas bandas musicales y partidos políticos. De los 16 engaños más atroces, 15 se descubrieron en los últimos seis meses. Y no hay forma de saber cuántos más quedan por descubrir.

“Hay un montón de cosas sin sentido en Wikipedia que no se detectan”, explicó Gregory Kohs, una antiguo editor y un prominente crítico de la enciclopedia. “Wikipedia es buena para detectar el vandalismo obvio, como los insultos el texto todo en mayúsculas. Pero el vandalismo que no es tan obvio, no tanto”, dijo.

Funcionamiento interno


Cualquiera puede editar el sitio y, de hecho, más de 130 mil internautas lo han hecho en los últimos 30 días. Pero como esto es una receta para el desastre, la página está dominada por una vasta burocracia a cargo de voluntarios. Estos editores y administradores no reciben dinero, y técnicamente no están afiliados a Wikipedia o a Wikimedia, la organización sin fines de lucro que supervisa el sitio. Pero ya sea porque les gusta la misión de Wikipedia, les atrae el poder o están aburridos, se pasan horas discutiendo los cambios al sitio, comprobando links, modificando la gramática o discutiendo en foros de mensajes internos.

Su porcentaje de éxito es elevado. En una entrevista reciente en el programa televisivo 60 minutes, el cofundador de Wikipedia, Jimmy Wales, dijo que no veía al vandalismo como uno de los principales problemas. Aún así, críticos como Kohs y sus colegas en Wikipedocracy, un sitio de guardianes de Wikipedia, sostienen que hay una incontable cantidad de errores que los editores no saben que existen y no se corrigen.

Kohs realizó un experimento, en el que insertó errores flagrantes en 31 artículos y analizó si los editores los corregían. Dos meses después, la mitad de sus engaños no habían sido detectados y eso incluía páginas de alto perfil como “Clima mediterráneo” e “Inflamación”.

Pero aunque haya más atención sobre los engaños, ¿que puede hacer un wikipedista? Hay 4,8 millones de páginas en la versión inglesa del sitio, pero solo 12 mil editores veteranos. Eso se traduce en unas 400 páginas por voluntario, mucho más que en cualquier otro momento de la historia del sitio.

Además, la mayoría de los editores son hombres jóvenes de países occidentales. Por eso no debe sorprender que se corrijan errores en sitios de canales subterraneos de Nueva York, pero no de mitología japonesa o aborigen, como en el caso de Jar’Edo Wens.
Fuente: The Washington Post

Comentarios