El cuerpo humano se imprime en 3D

Este mercado médico y dental se expandirá 365% a US$ 867 millones para 2025, según la firma IDTechEx

Cráneo


En 2013, la empresa Oxford Performance Materials no solo creó un cráneo para un hombre que había perdido el 75% del suyo, sino que además lo hizo de un material llamado polietercetonacetona que incentiva el crecimiento del hueso.

 

 

Orejas


La semana pasada la Universidad Colegio de Londres comenzó ensayos clínicos en los que implanta orejas impresas en 3D a niños con desfiguraciones graves. Esta operación es muy requerida en países como India.

 

 

Bucomáxilofacial


Uruguay está a la vanguardia de esta área. Cirujanos de los hospitales Maciel y de Tacuarembó se especializan en reconstruir el cráneo de pacientes con traumatismo grave colocando una prótesis bucomáxilofacial biocompatible impresa en 3D.

 

 

Tráquea


Médicos de la Universidad de Michigan imprimieron una tráquea que le salvó la vida al bebé estadounidense Kaiba Gionfriddo, quien no podía respirar por un defecto congénito. Desde que le implantaron el tubo, no ha vuelto a sufrir una crisis respiratoria.

 

 

Cadera


Una enfermedad congénita había erosionado la cadera de una quinceañera. En 2012, tras escanear el área afectada, los médicos de Mobelife imprimieron un implante personalizado y lograron que la adolescente volviera a caminar.

 

 

Rostro


En un accidente de moto durante 2012, Stephen Power, de Gales, se rompió la mandíbula superior, la nariz, los pómulos y se fracturó el cráneo. Con piezas de titanio impresas en 3D a medida fue posible reconstruir su desfigurado rostro.

 

 

Mandíbula


Las 15 horas de cirugía que precisaba una señora de 83 años con una infección en la mandíbula eran demasiado riesgosas. La empresa Xilloc imprimió el hueso de titanio y el tiempo de instalación se redujo a cuatro horas, lo que permitió la intervención.

 

 

Hombro


Los ingenieros de la empresa Mobelife mapearon el hombro de una mujer con defecto óseo en la zona. Luego, imprimieron en 3D un implante a medida para que fuera colocado sin necesidad de remover otros huesos y devolverle así la movilidad.

 

Columna


En junio, la empresa francesa Medicrea realizó la primera cirugía de fusión espinal con moldes de columna personalizados, impresos en 3D. El disco creado encajaba a la perfección pues reproduce de forma exacta los detalles anatómicos del paciente.

 

Mano


Los argentinos dueños del cibercafé de impresión 3D LAB Fab&Café, crearon un modelo de mano ortopédica para un niño de 11 años. El modelo, que cumple con las facultades prensiles, cuesta US$ 250, mientras que otras prótesis valen US$ 40.000.

Comentarios