El consumo de marihuana reduce el IQ

Los adolescentes que fuman cannabis con regularidad corren el riesgo de que su cociente intelectual disminuya a largo plazo
Los adolescentes que fuman marihuana con regularidad corren el riesgo de que su cociente intelectual disminuya a largo plazo, de acuerdo con un nuevo estudio.

Los individuos considerados dependientes de la marihuana en el estudio tuvieron una pérdida de ocho puntos en su cociente intelectual (CI o IQ). Para una persona de inteligencia promedio, una pérdida de ocho puntos significaría obtener una calificación más alta que apenas 29% de la población, en lugar de 50%, dijeron los investigadores.

Los investigadores no detectaron un retroceso de igual magnitud en el IQ en los individuos que se volvieron consumidores frecuentes de marihuana después de los 18 años.

Aunque los especialistas descartan que las nuevas conclusiones sean definitivas, sí encajan en indicios previos de que la yerba es especialmente dañina para un cerebro en desarrollo.

"Los padres deben entender que sus adolescentes son particularmente vulnerables", señaló la titular de la investigación, Madeline Meier, de la Universidad de Duke.

Droga ilegal favorita


En el estudio se hizo la prueba del IQ a neocelandeses cuando tenían 13 años, mucho tiempo antes de que experimentaran cualquier consumo importante de marihuana, y de nuevo a los 38 años.

El declive en el rendimiento intelectual entre ambas edades se advirtió solamente entre aquellos individuos que comenzaron a fumar marihuana con regularidad antes de los 18 años.

La marihuana es la droga ilegal más popular en el mundo y el número de consumidores de entre 15 y 64 años a nivel global se situaba entre 119 millones y 224 millones en 2010, según Naciones Unidas.
Los padres deben entender que sus adolescentes son particularmente vulnerables", dijo la titular de la investigación, Madeline Meier, de la Universidad de Duke

Meier y sus colegas publicaron su investigación el lunes en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

El trabajo fue financiado con fondos de los gobiernos de Estados Unidos y Gran Bretaña, y de una fundación en Zurich.

El estudio se basó en entrevistas a más de 1.000 personas en Nueva Zelanda, todos nacidos en el poblado de Dunedin en el año de 1973. Además de las pruebas de IQ, se les entrevistó cinco veces entre los 18 y 38 años, incluyendo preguntas relacionadas con el consumo de marihuana.

A la edad de 18 años, 52 participantes indicaron que se habían vuelto dependientes a la marihuana, lo que significa que siguieron consumiéndola a pesar de que les generaba problemas importantes de salud, sociales o legales. Otros 92 indicaron que su dependencia comenzó a mayor edad.

Los investigadores compararon las cifras del IQ de los entrevistados a la edad de 13 y luego a los 38, y encontraron un descenso sólo en aquellos que eran adictos a los 18.

Aquellos catalogados como dependientes en tres o más entrevistas, obtuvieron ocho puntos menos en promedio en sus pruebas de cociente intelectual. Además, en al menos una entrevista posterior, dejar la marihuana no resolvió el problema. El descenso en el IQ se reflejó aunque dejaran la mayor parte o toda la yerba a la edad de 38 años, indicó el estudio.

Populares de la sección

Comentarios