¿El cometa del siglo?

La NASA informó que a fines de este año el cometa ISON podría brindar un memorable espectáculo en el cielo terrestre, visible incluso a plena luz del día


En este momento viaja a la altura de la órbita de Júpiter y su brillo no es mayor al de cientos de estrellas que iluminan el cielo por las noches. Sin embargo, el cometa ISON se está acercando al Sol en lo que podría ser un espectáculo memorable para los habitantes del hemisferio norte del mundo, motivo por el cual ya hay quienes le llaman el "cometa del siglo".
El 28 de noviembre de 2013, esta 'bola de nieve sucia' volará a través de la atmósfera del Sol a poco más de un millón de kilómetros de la superficie estelar. Si el cometa sobrevive –y esto es un gran 'si'–, podría surgir brillando con tanta fuerza como la Luna, brevemente visible cerca del Sol en pleno día. La cola de polvo del cometa extendiéndose hacia el cielo nocturno podría crear una sensación alrededor del mundo", publicó la NASA

"A finales de este año, el cometa ISON podría florecer en un objeto llamativo a simple vista incluso en plena luz del día", informó la NASA. En este momento, el cuerpo estelar descubierto en setiembre de 2012 por los astrónomos Vitali Nevski y Artyom Novichonok solo es visible con un telescopio grande.

"La órbita del cometa lo traerá muy cerca del Sol, lo que sabemos que puede ser algo espectacular", dijo Karl Battams del Laboratorio de Investigación Naval de Estados Unidos.

Si bien en este momento se ve como un pequeño punto, "para un objeto a una distancia de tan extrema, en realidad es muy brillante", agregó Battams. Según la NASA, el brillo del cometa sugiere que está arrojando gas y polvo a partir de un núcleo bastante grande, en el rango de 1 a 10 kilómetros.

Bajarle el brillo


Pese a la alta expectativa que hay sobre el show que brindará ISON en el cielo terrestre, NASA es cautelosa al momento de referirse a su aparición estelar.

"El 28 de noviembre de 2013, esta 'bola de nieve sucia' volará a través de la atmósfera del Sol a poco más de un millón de kilómetros de la superficie estelar. Si el cometa sobrevive –y esto es un gran 'si'–, podría surgir brillando con tanta fuerza como la Luna, brevemente visible cerca del Sol en pleno día. La cola de polvo del cometa extendiéndose hacia el cielo nocturno podría crear una sensación alrededor del mundo", publicó la agencia espacial estadounidense.

Para Battams, "el cometa ISON tiene el potencial para estar a la altura de su fama, pero también tiene el potencial de hacer nada".

Un riesgo para la supervivencia y consiguiente popularidad del cometa es el Sol. "Las fuerzas de la marea y radiación solar han sabido destruir cometas", detalla la NASA. De todos modos, en el caso de que ISON fuera destruido, los fragmentos continuarían el recorrido del propio cometa, por lo que no se volverían una amenaza para la Tierra.

Pase lo que pase, el cometa ISON podrá verse cada vez más grande durante los próximos meses en el cielo del hemisferio norte, como una duda que se acerca.

Comentarios