El cáncer y la terapia Jin Shin Jyutsu

Un estudio indica que solo una sesión de este antiguo método japonés similar a la acupresión reduce el dolor, estrés y náuseas en los pacientes oncológicos
El cáncer no solo es una enfermedad que afecta al cuerpo sino que también a la mente. Por ello, 85% de los pacientes oncológicos buscan diversos tratamientos complementarios como la acupuntura, la musicoterapia o incluso la hipnosis.

Ahora, un estudio realizado por el Centro de Cáncer Markey de la Universidad de Kentucky, Estados Unidos, demostró que solo una sesión de Jin Shin Jyutsu, una terapia antigua japonesa similar a la acupresión, reduce el dolor, estrés y náuseas en los pacientes en tratamiento por cáncer.

La investigación liderada por Jennifer Bradley fue realizada en Markey con 159 pacientes con cáncer de diferentes edades, sexo y diagnóstico. Antes y después de cada sesión de Jin Shin Jyutsu, Bradley les pidió a los pacientes que evaluaran esos tres síntomas en una escala de cero a diez, donde cero representa ningún síntoma.
Es alentador observar que el Jin Shin Jyutsu provoca mejorías sin la adición de otros efectos no deseados que, por lo general, se producen con los medicamentos”, dijo Jennifer Bradley, quien encabezó el estudio

El estudio encontró que el promedio de los pacientes mejoraron el estrés en tres puntos, al tiempo que el dolor y las náuseas disminuían en dos puntos.

Durante una sesión de Jin Shin Jyutsu, los pacientes reciben ligeros toques en 52 puntos energéticos específicos, llamados “cerraduras energéticas”, así como en los dedos de las manos y pies, brazos y piernas, en lugares y órdenes predeterminadas conocidos como “flujos”.

Los pacientes permanecen vestidos pero sin los zapatos y todos los contactos se llevan a cabo por sobre la ropa.

“Me complace que los pacientes vean mejoras cuantitativas en estas áreas de malestar”, dijo Bradley. “Es alentador observar que el Jin Shin Jyutsu provoca mejorías sin la adición de otros efectos no deseados que, por lo general, se producen con los medicamentos”.

Complementario, no alternativo


Algunos de los hospitales oncológicos más innovadores del mundo y la región, como el Memorial Sloan-Kettering Cancer Center (Mskcc) de Nueva York y el Hospital Sirio-Libanés de San Pablo, están brindando este tipo de medicina mal llamada alternativa.

“No hay alternativas viables para el tratamiento del cáncer”, dijo en abril en entrevista con El Observador Barrie Cassileth, directora del servicio de medicina integrativa del Mskcc, creado por ella en 1999. “Los tratamientos oncológicos se ocupan del tumor, nosotros del paciente y los síntomas físicos y emocionales que causa el tratamiento de cáncer”, continuó.
Los tratamientos oncológicos se ocupan del tumor, nosotros del paciente y los síntomas físicos y emocionales que causa el tratamiento de cáncer”, afirmó Barrie Cassileth, del centro de medicina integrativa del Mskcc

Según la doctorada en psicología y sociología de la medicina, los tratamientos que se brindan en estos servicios están basados en evidencias, no son invasivos ni tóxicos, carecen de costos y son tan efectivos como seguros.

En este sentido, Bradley sostuvo: “La Sociedad Americana de Cáncer ha señalado que la calidad de vida es un problema para todos los pacientes con cáncer: las personas que reciben tratamiento, los pacientes en etapas finales y los sobrevivientes".

Y agregó: "Existe la necesidad de investigar más para desarrollar intervenciones científicamente probadas que tengan un impacto positivo en la calidad de vida de todas estas personas sin añadirles una carga. Por lo que he visto en mi oficina y por los resultados que se muestran en el estudio, creo que el Jin Shin Jyutsu es una gran promesa en esta área”.

Comentarios