El calentamiento global atrasó la próxima era del hielo

La glaciación no sucedería por otros 100 mil años o más

El calentamiento global causado por las emisiones de combustibles fósiles, según los científicos, es la causa de la intensificación de las tormentas, el aumento del nivel de los mares y las inundaciones prolongadas. Ahora hay cada vez más evidencia de un efecto positivo: se podría haber retrasado la próxima era del hielo por cerca de 100 mil años o más.

Las condiciones necesarias para el inicio de una nueva era del hielo se perdieron por poco al comienzo de la Revolución Industrial en el 1800, según escribieron científicos del Instituto de investigación del impacto climático de Potsdam, cerca de Berlín, el pasado miércoles en la revista Nature. Desde entonces, las emisiones en aumento de dióxido de carbono que atrapan el calor de la quema de petróleo, carbón y gas han hecho que la propagación de las capas de hielo sean aún menos probables, dijeron.

"El estudio confirma aún más lo que hemos sospechado por algún tiempo, que el dióxido de carbono que los humanos han agregado a la atmósfera alterarán el clima del planeta por hasta miles de años, y ha cancelado la próxima era del hielo", dijo Andrew Watson, profesor de ciencias de la Tierra en la Universidad de Exeter en el sur de Inglaterra, quien no estuvo involucrado en la investigación. "Los humanos ahora controlan efectivamente el clima del planeta".

El estudio revela nuevos hallazgos en la relación entre la insolación, medida de la energía del Sol que llega al planeta, los niveles del dióxido de carbono en la atmósfera y la propagación de las capas de hielo que caracterizan la era del hielo. Los investigadores en Alemania fueron capaces de usar modelos informáticos para replicar los últimos ocho ciclos glaciales y proveer predicciones acerca de cuándo podría ser la próxima vez que ocurra.

Los científicos también hallaron que sin más emisiones de gases que retienen el calor, la próxima era del hielo probablemente no sucederá por otros 50 mil años. Eso podría hacer que el actual período interglacial sea inusualmente largo, según el autor principal del estudio, Andrey Ganopolski.

"Sin embargo, nuestro estudio también demuestra que emisiones adicionales relativamente moderadas de dióxido de carbono a partir de la quema de petróleo, carbón y gas es suficiente para posponer la próxima glaciación por otros 50 mil años", lo que significaría que la próxima no sucedería por al menos 100 mil años.

"El punto final es que básicamente estamos salteándonos un ciclo glacial entero, lo cual no tiene precedentes".

Los niveles de dióxido de carbono han aumentado cerca de 400 partes por millón hoy, de 280 partes por millón antes de la Revolución Industrial. Los autores del último estudio señalaron que si la concentración hubiera sido 240 partes por millón en ese momento, el inicio de una nueva era del hielo podría haberse disparado, y que las prácticas agrícolas de antes de la industrialización pueden habernos salvado de cruzar el umbral.

"Si este escape cercano del inicio glacial fue natural continúa siendo debatible", escribieron los investigadores. "Se ha propuesto que el uso de la tierra pre industrial contribuyó al menos parcialmente" al nivel de dióxido de carbono registrado en el 1800.

Si bien evitar una era del hielo es positivo para los humanos, los científicos han advertido desde hace tres décadas los efectos del cambio climático, que podrían amenazar la existencia de algunas naciones, ya que el aumento de las temperaturas aumenta también el nivel del mar ya sea por la expansión o por el derretimiento de los glaciares. Enviados de 195 naciones sellaron un nuevo acuerdo en París el mes pasado para contener el aumento de las temperaturas que inició en el 1800 a menos de 2 grados Celsius.

La última era del hielo duró cerca de 100 mil años y terminó hace cerca de 12 mil años. Las capas de hielo del norte llegaban hasta Gran Bretaña y Alemania en Europa y cubrió casi todo Canadá y el norte de los Estados Unidos. Un período interglaciar típicamente duraba cerca de 20 mil y 30 mil años, según Jonathan Bamber, director del Centro de glaciología de Bristol en la Universidad de Bristol.

"Es tanto notable como un poco aterrador pensar que, en un corto período de tiempo, los humanos han sido capaces de modificar el sistema climático de una forma tan dramática y profunda", dijo Bamber.



Fuente: Alex Morales / Bloomberg