El Buscaminas se juega sobre papel

El clásico videojuego de Windows 95 adoptó el formato de una “raspadita”, con la que se va descubriendo la presencia de bombas
No es la primera vez que un videojuego migra de la versión digital a la analógica. Ya lo hizo Tetris, que también puede jugarse con cartas, Donkey Kong, que cuenta con versiones de plástico y cartón, e incluso Angry Birds y Pac Man se materializaron.

La versión de mesa del Buscaminas conserva la estética del juego original, pero imita la dinámica de una “raspadita”. Disponible en dos versiones, de 80 y 120 cuadros, el videojuego que apareció por primera vez en las computadoras con Windows 3.1 ahora resurge reinventado.

La empresa Connect Desing lo vende a US$ 2 en Estados Unidos, en forma de tarjeta o postal.

Historia de un clásico


El Buscaminas, que comparte el trono de los videojuegos clásicos con el Tetris y el Solitario, por nombrar algunos, nació como una forma entretenida de enseñar el funcionamiento del mouse.

Creado por Curt Johnson y llevado a Windows 3.1 por Robert Donner, ambos empleados de Microsoft, el juego se popularizó de inmediato.

Todavía hoy tienen lugar campeonatos de Buscaminas e incluso existe un sitio llamado MinesWeeper que se encarga de registrar el ranking mundial de este juego.

Consejos, descargas, mejores tiempos, mejores trampas y hasta un “Libro de visitas” son algunos de los datos que reúne este sitio que gira en torno a la búsqueda incesante de minas digitales.

Acerca del autor

Comentarios