El auto de Google aprende a cuidar a los niños

El coche autónomo entiende que estos pueden reaccionar de manera diferente a un adulto

Google invitó a todos los niños que estuvieran celebrando Halloween en los alrededores de la empresa a jugar alrededor de los autos estacionados en el parking. La razón: entrenar los sensores de los autos sin chofer para detectar cuándo está cerca de un niño, incluso cuando están disfrazados, según publicó el gigante de Silicon Valley en su cuenta de Google+.

"Enseñamos a nuestros años a conducir con mayor precaución cuando está cerca de niños", dice el comunicado. "Cuando los sensores detectan a un niño en sus alrededores, el software entiende que podrían comportarse diferente".

La razón es que los movimientos de los niños son impredecibles, por ejemplo, de repente cruzar la calle o correr por una vereda. Además, los niños son fácilmente perdidos de vista cuando están detrás de autos estacionados.

Google no entró en detalles acerca de cómo reaccionarían los autos cerca de los niños o de cómo funciona el mecanismo.