El arte de sacar selfis

Utilizar el palo de selfi no es la única forma de sacarse buenas fotografías
El modo selfi se ha vuelto muy popular entre los usuarios de smartphones, sobre todo los más jóvenes. Las poses preferidas en un selfie varían entre la boca de pez, cara de pato, lengua afuera, mandar un beso, alzar una ceja, entre muchas otras.

La utilización de los accesorios como el palo de selfi para evitar que salgan borrosas, mal enmarcadas, o mal iluminadas, se ha convertido en algo indispensable.

Sin embargo no es necesario recurrir a accesorios externos, pues existen simples trucos para conseguir que las selfis salgan de la forma esperada, evitando arruinar la imagen con un caño que la atraviesa. De hecho la selfi más famosa del mundo, fue la que tomó (sin palo) la presentadora Ellen DeGeneres durante la ceremonia de los Oscar en 2014.

A continuación, cuatro tips simples y rápidos que no requieren de inversión y sirven para todos los modelos de teléfonos inteligentes

Cuestión de ángulos

La posición del brazo a la hora de tomar una selfi es lo más importante a tener en cuenta. La cámara del smartphone siempre se debe ubicar a una altura por encima de los ojos para evitar la aparición de la cruel papada en la autofoto. Al estirar el brazo, se debe asegurar que el celular esté por arriba de la cabeza e inclinado levemente hacia abajo. Al realizar esa acción, la persona que esté realizando la selfi también deberá mover ligeramente su cabeza hacia arriba.

Disparador automático

Mantener el brazo firme y extendido al sacar una selfie es realmente difícil. Eso sin tener en cuenta la posterior tarea de presionar un botón o tocar la pantalla para disparar el obturador. Si su pulso tiembla el resultado será una foto borrosa. Afortunadamente la mayoría de las cámaras incluyen la opción de temporizador; su utilización reduce la posibilidad de sacar una foto movida. Adiós a las acrobacias para pulsar el disparador.

Activar el flash

Siempre que se saca una selfi es necesaria una fuente de luz para iluminar el rostro del individuo, especialmente para las fotografías que se toman en horas de la noche, en fiestas o en el interior de un lugar oscuro. Por eso, una solución simple y que está en el propio teléfono es activar el flash cuando se utiliza la opción de cámara frontal. Allí el dispositivo usa la iluminación de la pantalla del smartphone y acorta el encuadre de la selfi.

Uno mismo

Aunque se sigan los anteriores consejos, sino se tiene reparo en el gesto de la cara al tomar la selfi esta nunca saldrá como se desea. Sacar provecho de los ojos, el cabello o la sonrisa es fundamental.
Evitar la famosa cara de pato hará que la fotografía no pierda elegancia, al igual que cuidarse de no entrecerrar los ojos o hacer señas con la mano que queda libre.