El agua potable en el mundo podría agotarse en 2050

Un informe filtrado por Wikileaks establece que la crisis se debe en parte al alto consumo de carne y al uso de biocombustibles

En 2050, el mundo sufrirá una grave crisis de agua potable. Así lo afirma un informe realizado por la marca Nestlé y filtrado por Wikileaks. La empresa alimenticia cree que un tercio de la población será afectado por la escasez para el 2025 y se expandirá hacia todo el mundo para la mitad de siglo. Las zonas mayormente afectadas serán el Medio Oriente, el norte de India, el norte de China y la zona oeste de Estados Unidos.

El problema principal se encuentra en el alto consumo de carne en Occidente y el creciente consumo de India y China. Según la empresa alimenticia, una caloría de carne requiere 10 veces más agua que una caloría de cultivo de alimentos. Para alimentar al ganado, se precisan toneladas de soja y maíz, plantas que necesitan grandes cantidades de agua para su cultivo.

Por otro lado, la empresa estima que si todo el mundo se alimentara de la forma que lo hace el estadounidense promedio (mayor consumidor de carne en el mundo), el agua potable se habría terminado en el año 2000.

A su vez, otro de los grandes factores es el alto consumo del biocombustible. Se necesitan mil litros de agua para producir un litro y medio de etanol.

Cultivar cosechas en tierra seca demanda el uso de mayores cantidades de agua, y por ello, en el oeste de Estados Unidos y el norte de India, se está retirando más agua de la que se puede rellenar.

El informe de Nestlé propone cuatro soluciones posibles: la creación de un mercado virtual de agua para que se pueda comercializar desde todas partes del mundo y para que su precio se refleje en el valor de la escasez actual. Por otro lado, la eliminación de subsidios y el uso obligatorio de los biocombustibles, ya que distorsionan el precio del agua. En tercer lugar, la aceptación mundial de las cosechas genéticamente modificadas, debido a que son más productivas y pueden ser diseñadas para resistir la salinidad. Finalmente, la liberalización del comercio agrícola mundial, para no tener que cosechar en lugares donde el agua es escaza de por sí, facilitando el flujo de alimentos alrededor del mundo y cultivando solamente en lugares de agricultura productiva.

Según un informe denominado Agua para todos: agua para la vida, realizado por la UNESCO en el año 2003, el sector agrario utiliza el 70% del agua potable en el mundo, la industria un 22% y el consumo doméstico el 8%.

Para ejemplificar, un kilo de carne vacuna necesita para su producción, 15 mil litros de agua, mientras que un kilo de legumbres precisa 1000 litros de agua.

En cuanto al consumo por naciones, según el diario El Mundo de España, en 2009, los países India, China y Estados Unidos son responsables por el consumo del 38% del agua potable mundial.