El abuso infantil se esconde en la web profunda

Un estudio de la Universidad de Portsmouth constató que los sitios con pornografía acumulan el 83% del tráfico en la parte escondida de internet
Los sitios de ese internet que está escondido y que se conoce como deep web o web profunda que tienen contenidos que promueven la pedofilia son apenas un 2% de los que se encuentran en la zona oscura de la red. Sin embargo, según un estudio reciente de la Universidad de Portsmouth, las visitas a estas páginas constituyen un 83% del tráfico a internet profundo desde el programa más popular, Tor.

Para poder ingresar a la zona oscura de la web es necesario usar un software conocido como Tor. Este programa lo que hace es garantizar el anonimato de quien va a navegar y permite el acceso a sitios con dominios diferentes del ".com", como el ".onion". Lo que hizo el investigador Gareth Owen, fue analizar el tráfico a sitios de la web profunda a través de Tor en un período de seis meses.

Owen presentó los resultados en el Chaos Communication Congress, la reunión anual de hackeo, organizada por el grupo más grande de hackers europeos. Según sus estudios, el contrabando y narcotráfico son la categoría más grande escondida bajo la protección de Tor, pero los que más visitas tienen son los que ofrecen pornografía infantil.

La cantidad de visitas de este tipo de sitios web es cinco veces mayor que cualquiera de las otras categorías que investigó Owen. Entre ellas están las apuestas, sitios relacionados a la moneda de la web, el bitcoin, y páginas donde se filtra información confidencial de activistas o los conocidos 'whistleblowers' o denunciantes.

"Antes de hacer este estudio yo estaba seguro de que la deep web era algo bueno" dijo Owen a Wired. "Pero está dañando los derechos de los niños y crea un lugar en el que los pedófilos pueden actuar con impunidad".

El tiempo de vida de estos sitios fue corto según lo que pudo comprobar el investigador. Desde que empezó su búsqueda en marzo del año pasado hasta setiembre solo un sexto de las páginas seguía activa.

Desde Tor, respondieron con una entrada de blog en la que puntualizaban que los hábitos de los pedófilos no son los mismo que los de los activistas. "No sabemos la causa de este pico alto y no podemos decir con certeza que corresponde con humanos", decía la publicación.

Comentarios