El 88% de los citadinos respira aire malsano

El dato surge de un informe de la Organización Mundial de la Salud, tras analizar mediciones de contaminación en 1.600 ciudades de 91 países
"La situación es dramática", dijo a la prensa en Ginebra María Neira, directora de salud pública en la Organización Mundial de la Salud (OMS). No es para menos: la mayoría de la población urbana del mundo está expuesta a unos niveles de contaminación del aire considerados malsanos y la situación está empeorando, según un informe publicado este miércoles por la institución.

"La contaminación del aire está empeorando", dijo la agencia de Naciones Unidas en un comunicado, coincidiendo con la publicación de su base de datos actualizada de calidad del aire en medios urbanos.

La base de datos, que recoge mediciones efectuadas en 1.600 ciudades de 91 países, reveló que solo el 12% de los residentes de ciudades en el mundo disfruta de una calidad de aire acorde con las prescripciones de la OMS. A su vez, la mitad de la población urbana respira un aire en el que los niveles de contaminación por partículas son al menos 2,5 veces superiores a lo considerado como seguro.
Muchos centros urbanos están actualmente tan envueltos en aire sucio que la silueta de sus edificios es invisible", lamentó Flavia Bustreo, directora general adjunta de la OMS

Las ciudades más afectadas por esta degradación se encuentran en los países en vías de desarrollo, mientras que las ciudades de los países ricos experimentaron una mejora en la calidad de su aire.

"Muchos centros urbanos están actualmente tan envueltos en aire sucio que la silueta de sus edificios es invisible", lamentó Flavia Bustreo, directora general adjunta de la OMS, quien destacó el peligro de este aire para la salud.

En un anterior informe publicado en marzo, la agencia de Naciones Unidas había estimado que la contaminación de partículas finas, procedentes sobre todo de la combustión del carbón y de los motores diésel, contribuyó a la muerte de 3,7 millones de personas en el mundo en 2012.

La contaminación está vinculada a las muertes por problemas cardíacos, enfermedades respiratorias o cáncer de pulmón.

Lo mejor y lo peor


Las partículas en suspensión (PM) menores de 10 micrómetros o micras pueden pasar a las vías respiratorias y causar problemas respiratorios, mientras que las más pequeñas, de 2,5 micrómetros, pueden incluso penetrar en el torrente sanguíneo a través de la sangre.

El nivel recomendado de partículas finas de 10 micrómetros (PM10) es de 20 microgramos por metro cúbico, si bien en Rawalpindi (Pakistán) esta cantidad es 20 veces superior y 28 veces superior en Nueva Delhi (India).

Las partículas más pequeñas PM2,5 (2,5 micrómetros) se encuentran en concentraciones diez veces superiores a la norma (10 microgramos por metro cúbico) en la ciudad paquistaní y 15 veces en la capital india.

Neira destacó, sin embargo, que la base de datos, elaborada principalmente con los datos recopilados por las propias ciudades, no pretende hacer una clasificación de las ciudades más contaminadas del mundo. "Algunas de las peores (...) no recopilan datos con regularidad", subrayó.

Asimismo, la OMS elogió el efecto positivo que pueden tener las políticas locales precisas en la calidad del aire, y puso los ejemplos de Bogotá y Copenhague, donde la calidad mejoró al favorecerse el uso de transportes públicos y bicicletas.

"No se puede comprar aire limpio embotellado, pero las ciudades sí que pueden adoptar medidas que limpien el aire y salven las vidas de su gente", dijo Carlos Dora, del departamento de salud pública de la OMS.

Comentarios