El 2013 no fue un buen año para Yahoo

La CEO Marissa Mayer no ha logrado su objetivo de relanzar el crecimiento de la compañía, cuyo volumen de negocios e ingresos publicitarios continuaron cayendo el año pasado
Según los resultados publicados el martes, el volumen de negocios de Yahoo retrocedió un 6% tanto en el último trimestre de 2013 como en el resto del año, y descendió a 1.270 millones de dólares con relación al mismo período del año pasado y 4.700 millones para el total del año.

La compañía anunció sin embargo que sus beneficios trimestrales aumentaron un 28% a 348 millones de dólares en el cuarto trimestre del año pasado, y el beneficio por acción, que sirve como referencia en Estados Unidos, superó en 8 centavos la previsión media de los analistas, a 46 centavos.

A pesar de estos datos, el grupo estadounidense vio cómo descendían sus ingresos publicitarios y su beneficio neto bajó un 65% hasta situarse en los 1.400 millones de dólares. Sin embargo los beneficios de 2012 se encontraban inflados por los grandes ingresos excepcionales ligados a la cesión de un paquete de acciones del gigante chino de distribución en línea Alibaba.

Del segundo al tercer puesto


La consultora comScore calculó por su parte que el grupo había cedido el año pasado a Facebook su lugar como número dos del mundo en la publicidad en línea, tras el peso pesado que domina el mercado, Google.

Por su parte, la CEO de Yahoo, Marissa Mayer, afirmó en un comunicado estar "animada por el rendimiento de Yahoo en el último trimestre y en el conjunto de 2013".

"Y estoy extremadamente alentada por el crecimiento en el tráfico durante el año que hemos experimentado en 2013, un primer indicador de retorno de nuestras inversiones y de las adquisiciones que hemos hecho", añadió.

Desde su llegada al mando en el verano de 2012, Mayer ha multiplicado las compras de empresas emergentes a fin de reclutar a "talentos" para Yahoo, ha modernizado con más o menos éxito productos insignia del grupo, como su página de inicio o su servicio de chat y ha puesto el foco en los contenidos con el fichaje de periodistas estrella o el anuncio reciente del lanzamiento de revistas en línea dedicadas en exclusiva a la cocina o la tecnología.

Ciertos analistas predicen, sin embargo, el final de la luna de miel, y ven como un mal signo la partida hace unos diez días del número dos del grupo, Henrique de Castro, que había sido contratado tras la llegada de Meyer, en octubre de 2012. La partida de de Castro habría estado motivada según algunos medios por la falta de buenos resultados publicitarios del grupo.

Acerca del autor

Comentarios