EEUU: multas de hasta US$ 180.000 por subir a un avión con un Samsung Note 7

La empresa creó puestos de recambio en varios aeropuertos
La prohibición del Departamento de Transporte del Galaxy Note 7 de Samsung podría sorprender a algunos usuarios si tratan de llevar el teléfono en cualquier vuelo que vaya hacia o desde cualquier parte de Estados Unidos. Para ayudar a esas personas, Samsung creó puestos de recambio en los aeropuertos para ofrecer a los clientes un celular Samsung a cambio de sus Note 7 defectuosos.

En un comunicado, Samsung dijo que las cabinas en EE.UU. estarán en "algunos de los aeropuertos más visitados de todo el país", pero no proporcionó una lista completa de los aeropuertos. El aeropuerto internacional de San Francisco parece ser uno de ellos ya que varios usuarios de Twitter han informado ver las cabinas allí.

La empresa de tecnología ya puso en marcha estas cabinas en los principales aeropuertos de Australia y, de acuerdo con Korea Times, en Corea del Sur.

Al ser consultada, la compañía no dijo si los teléfonos Samsung recibidos en los quioscos del aeropuerto podrían ser cambiados por otro teléfono una vez que el usuario llegue a su destino. Así que si usted no está seguro de si quiere un teléfono Samsung a cambio de su Note 7, esta puede no ser la mejor opción.

Samsung incluso informa que, de ser posible, es mejor cambiar su teléfono antes de llegar a un aeropuerto. De esta manera, usted no tendrá que añadir esta molestia a las demás molestias de los viajes aéreos de hoy en día. Los aeropuertos no son exactamente los lugares más tranquilos y, por lo tanto, tampoco son los mejores lugares para tomar una decisión de compra de teléfonos inteligentes - sobre todo cuando la alternativa es no tener un teléfono inteligente en absoluto.

No está claro cuántas personas fueron afectadas por esta prohibición en los vuelos. La orden entró oficialmente en vigor el sábado 15 de octubre, un día después de haber sido anunciada. Antes de eso, se les dijo a los usuarios que apagaran los teléfonos y que no los utilizaran durante los vuelos. Por lo tanto, si alguien se fue en un viaje de fin de semana el viernes por la mañana -pensando que podían mantener su teléfono con ellos siempre y cuando lo apagaran- ahora le resultará imposible llevar su teléfono inteligente de vuelta con ellos.

Las autoridades estadounidenses prohibieron el viernes ingresar a los aviones todos los teléfonos inteligentes Samsung Galaxy Note 7, que pueden hacer combustión, advirtiendo que quien intente viajar con esos dispositivos se expone a multas y a su confiscación. La orden entró en vigencia el sábado.

"Reconocemos que sacar esos teléfonos de los aviones incomodará a algunos pasajeros, pero la seguridad de todos los que se encuentren a bordo debe ser la prioridad", afirmó Foxx en un comunicado.

Las sanciones a quienes sean descubiertos portando un Galaxy Note 7 en un avión en Estados Unidos y se nieguen a desecharlo, puede ascender hasta los US$ 179.933 “por cada oportunidad en la que descubran que ha violado la prohibición”, o incluso diez años de cárcel, según el documento del Departamento de Transporte estadounidense que avala esta prohibición.

La prohibición es absoluta: no se puede abordar con el Note 7, incluso aunque esté apagado. La única opción real, si quiere abordar su vuelo, es deshacerse del teléfono. Y usted pensaba que tener que tirar una botella casi llena de agua en una caja de seguridad era un desperdicio.

Fuente: Agencias