EEUU advierte de la posibilidad de que el Galaxy Note 7 se incendie en vuelo

El Departamento de Transporte considera que el uso del modelo podría ser peligroso

La Administración Federal de Aviación estadounidense (FAA) ha alertado que el último modelo de Smartphone de Samsung, el Galaxy Note 7, "no debería encenderse, cargarse o ser embarcado en vuelos" . Las declaraciones estarían relacionadas con el hecho de que algunos usuarios de este modelo denunciaran que sus teléfonos se habían quemado durante la carga.

El anuncio ha sido publicado después de que la empresa surcoreana decidiera cancelar las ventas de este smartphone del que ya se habrían fabricado 2,5 millones de unidades y vendido alrededor de un millón, según datos de Samsung.

Aunque no se han producido incidentes de este tipo en ningún vuelo, el aviso ha sido enviado a algunas aerolíneas como las australianas Qantas Airways, Virgin Australia y Jetstar que ya han incorporado esta medida siguiendo las guías de la FAA a modo de precaución.

El principal riesgo de este dispositivo serían las nuevas baterías de ion de litio, que causaron problemas en las populares hoverboards, causando su prohibición en aerolíneas, el metro de Nueva York y algunas residencias universitarias del país.

Lanzamiento incendiario

El Galaxy Note 7 se ha convertido en las últimas semanas en la vergüenza del gigante tecnológico surcoreano tras conocerse múltiples casos de usuarios cuyos teléfonos quedaron calcinados tras conectarlos a la electricidad.

La empresa ha confirmado que se trata de problemas con las celdas de la batería y que reemplazará los aparatos dañados, enmienda que, según FT costará a Samsung un millón de dólares.

En un comunicado oficial, la multinacional asegura que se toma "muy en serio todas las comunicaciones sobre incidencias" y que por ello han "realizado una investigación pormenorizada" del modelo.

Por otra parte, se está realizando una "inspección minuciosa" en colaboración con los proveedores para identificar las baterías afectadas distribuidas en el mercado y, como medida preventiva, mientras esta acción se lleva a cabo han "decidido suspender las ventas de Galaxy Note 7".

A partir del 19 de setiembre, podrá iniciarse en los puntos de venta de la empresa, el proceso voluntario de sustitución de "su dispositivo actual por uno nuevo", de igual modelo.

En el caso de los consumidores que realizaron reservas, Samsung pide disculpas por los retrasos en el envío y asegura que estos se acelerarán a partir de la misma fecha anterior.

Batería de ion de litio

El principal riesgo de este dispositivo serían las nuevas baterías de ion de litio, que causaron problemas en las populares hoverboards, causando su prohibición en aerolíneas, el metro de Nueva York y algunas residencias universitarias del país.

En febrero de este año la Organización Internacional de Aviación Civil, prohibió los envíos de este tipo de baterías mediante transporte aéreo hasta que se encontrasen otros sistemas de embalaje resistentes al fuego.

Este tipo de baterías suelen utilizarse en modelos actuales de ordenadores portátiles y teléfonos, así como en algunos vehículos híbridos ya que son capaces de absorber mayores cantidades de energía en relación con su peso.

note jeep.jpg

El Samsung Galaxy Note 7 incendia un todoterreno

Un todoterreno supuestamente ardió al dejar un teléfono del mencionado modelo cargando. Según ha publicado en su Facebook el afectado, Nathan Dornacher de St. Petersburg en Florida, dejó el coche en marcha mientras lo descargaba y cuando volvió por su móvil se encontró "llamas dentro del coche", fue necesaria la ayuda de los bomberos y el vehículo quedó calcinado .


Fuente: Expansión