E-commerce predictivo, la "revolución" que dice qué comprar antes de quererlo

La nueva modalidad analiza el rastro que los compradores dejan en línea y sus gustos en páginas sociales
Adquirir algo en internet que no se estaba buscando es cada vez más común, y no precisamente un golpe de suerte. Detrás se esconde la "revolución" que ha generado la llegada del comercio electrónico predictivo, un modelo que es capaz de anticiparse a las necesidades de los clientes y generar ventas.

Su funcionamiento, aunque suene complejo, es bastante sencillo: toma la información que las personas dejan en la red y aprende a conocer sus gustos, explicaron a Efe fuentes del sector.

"A esta revolución la denominamos comercio electrónico predictivo u omni-commerce y es una tendencia guiada sobre todo por el uso de los dispositivos móviles y las redes sociales", explicó Jorge Barón, vicepresidente sénior de SAP Hybris para Latinoamérica.

La nueva modalidad analiza el rastro que los compradores dejan en sus perfiles en línea y sus gustos en páginas sociales y ayuda a las compañías a presentar ofertas en lugares y momentos precisos gracias al uso de soluciones analíticas avanzadas.

Por ejemplo, el uso de modelos predictivos facilita que una persona, sin buscarlas, reciba en su móvil ofertas de sofás a partir de las visitas recientes que realizó a páginas web de muebles o los gustos en ese tema que haya reflejado en alguna red social.

Desde el punto de vista empresarial, la inclusión de esta tecnología en el comercio electrónico también presenta ventajas, ya que estas puedan incrementar su participación de mercado, según el representante de SAP, la multinacional alemana dedicada al diseño de productos informáticos de gestión empresarial.

"Estos modelos les permiten a las empresas transformar la manera de conocer al cliente, pues para satisfacer sus necesidades es necesario incursionar en un mercado en el que la empresa debe saber todo a cerca de su comprador final", añadió Barón.

Para Barón, "los clientes (virtuales) exigen una experiencia de compra de primer nivel, no importa dónde estén, ni desde dónde se conecten" y esta tendencia permite "conocer a profundidad al consumidor para concretar las transacciones con efectividad".

De acuerdo con el vicepresidente de SAP Hybris, el software de comercio electrónico de la empresa alemana, Latinoamérica se ha convertido en un lugar con un "potencial enorme" para la aplicación de este tipo de tecnologías, con Brasil y México a la cabeza.

Destacó que en 2020 el volumen del comercio electrónico en Latinoamérica superará la cifra del billón de dólares, ya que es la región con más crecimiento en inversión en publicidad online, según el estudio "Propuesta de Estrategia y Ruta de Cambios para Fomentar la Confianza en el Comercio Electrónico 2020".

Según la compañía, ya muchas empresas han empezado a aplicar esta tecnología de manera paulatina con "avances considerables".

Una de ellas ha sido la plataforma de comercio en internet Linio, que ya ha incluido software predictivo para ayudar a sus clientes a conseguir ofertas y productos de manera más sencilla en varios países de América Latina, especialmente en Colombia.

Consultado por Efe, Juan Camilo Villegas, director de Linio en el país suramericano, explicó que esta plataforma ha logrado "buenos beneficios" con la implantación de estas estrategias de marketing predictivo en el mercado colombiano.

"Todos nuestros usuarios ahora reciben correos personalizados basados en los productos que han visitado, productos que han agregado al carrito, así como productos que otros han visto con perfiles similares. En este proceso, hemos logrado mejorar de manera contundente las tasas de apertura de correos", añadió.

La empresa, según Villegas, ha logrado también "aumentar las tasas de conversión en más del 20 %" y se espera que estas tecnologías "tengan un impacto muy positivo en el comportamiento de recompra" de sus clientes.

Precisamente, esta "revolución" empieza a ser reconocida en el sector por sus múltiples beneficios, que incluyen una mejor interacción con los clientes independientemente del lugar en el que se encuentren, aumentar el "engagement", perfeccionar el ciclo de ventas y tener mayor facilidad de uso y de orden de productos.
Fuente: EFE