Dos días con cientos de animales sacrificados

En honor a la diosa Gadhimai, hinduistas de Nepal comenzaron a decapitar y degorrar desde búfalos hasta ratas de a cientos. De nada han servido las protestas de las ONG
La aldea de Bariyapur, cerca de la frontera con la India, es desde la medianoche del viernes y durante dos días el mayor matadero del mundo. Por el ritual en honor a la diosa Gadhimai, llevados a cabo por hinduistas de Nepal, se realizan cientos de sacrificios de animales, desde búfalos hasta ratas.

"Es (un evento) festivo, todo el mundo está entusiasmado", afirmó el sacerdote Mangal Chaudhary desde el templo dedicado a la diosa Gadhimai, donde se celebran los sacrificios.

Tras tres horas de viaje para llegar a la aldea, el campesino Sita Ram Yadav consideró que el ambiente se asemejaba al de un carnaval, con la presencia de miles de fieles. "Yo ofrezco una cabra a Gadhimai para que proteja a mi familia. Si crees en ella, cumple tus deseos", aseguró.

Ceremonia entre protestas


La fiesta comenzó a medianoche en medio de un gran despliegue policial: unos 1.200 agentes para vigilar a las multitudes que se apelotonaban para ver de cerca la ceremonia.

Los defensores de los animales acusan a las autoridades del templo de "aprovecharse de las creencias de la gente" para quedarse con su dinero, a través del precio de la entrada o el aparcamiento, afirmó Manoj Gautan, presidente de la Red de Protección del Bienestar Animal de Nepal, llegado a Bariyapur para protestar contra este ritual.

Unos 300.000 animales fueron decapitados o degollados en la edición precedente del festival, en 2009.

Para exigir la prohibición de esta fiesta, la ONG lanzó una campaña que ha contado con el apoyo de la actriz británica Joanna Lumley y el refuerzo de Brigitte Bardot, quien escribió a Gautan para que pusiera fin a "una tradición cruel".

Comentarios