Donar sangre jugando al Xbox

Blood Sport es un dispositivo que se conecta al control de la consola y al brazo del jugador, de manera que cada vez que el gamer es herido en el juego, el dispositivo le extrae un poco de sangre en la vida real


 

Las campañas de concientización para la donación de sangre adquieren distintas formas, que van desde las más tradicionales hasta las más creativas. Este es un ejemplo del segundo tipo. Los gamers pueden colaborar a través de Blood Sport, un dispositivo que extrae un poco de sangre del jugador cada vez que este es herido en el juego, según informó el diario inglés The Independent.

Este dispositivo funciona conectado al brazo del jugador y al sistema de vibración del control de la consola de videojuegos, el cual se activa cada vez que el usuario es herido. Sus creadores lo llaman el "sistema de recolección de sangre", que se encarga de avisar cuándo extraer sangre, pero también cuándo el gamer ya perdió suficiente.

Los creadores pretenden que el invento sea utilizado durante los campeonatos de Xbox y otras consolas con sistemas de vibración en sus controles, en los que los jugadores también podrán competir por quién es el que perdió menos sangre literalmente. Estos deberán firmar un contrato antes de tomar parte. La sangre extraída sería donada luego para usos medicinales.

El proyecto aún se encuentra en la etapa de recaudación de fondos mediante el sitio de financiación colectiva Kickstarter y se espera que pueda lanzarse en marzo de 2015, mes en que comenzará a comercializarse el juego Battlefield Hardline. La campaña de recaudación ya tiene apoyos de celebridades como Snoop Dogg y Seth Rogen.

Comentarios