Diez maravillas en peligro

En diversas partes del mundo hay tesoros amenazados por el cambio climático, la contaminación ambiental o la codicia humana
Ya no es posible admirar en vivo la famosa "Ventana Azul" de Malta. Este arco fue derribado por una tormenta que provocó un fuerte oleaje. Ya el año pasado se había desprendido una parte de la formación rocosa, que era uno de los principales atractivos naturales de la isla.

Así lo confirmó el primer ministro maltés, Joseph Muscat, en un mensaje en Twitter, donde colgó una fotografía de la zona tras el derrumbe, una imagen que describió como "desgarradora".

El mandatario maltés también confirmó que los últimos informes realizados en este monumento de roca indicaron que "sería duramente golpeado por la inevitable corrosión natural".

"Ese triste día ha llegado", lamentó.

Situado en la isla de Gozo, en Dwejra, su belleza era tal que en el pasado sirvió como escenario para diversas películas y series, y recientemente fue el lugar elegido para ambientar la boda entre Daenerys Targaryen y Khal Drogo en la popular serie "Juego de Tronos".

Peligro de derrumbe

Esta formación rocosa conocida como "Ana la Larga", símbolo de la isla de Helgoland, también se ve amenazada. La columna de arenisca porosa, de 47 metros de altura, ya se ha adelgazado considerablemente por efectos del viento y otros factores climáticos. Expertos predicen que se desplomará. Tomar medidas para protegerla costaría sumas millonarias.

Mundo submarino en aprietos

La Gran Barrera de Coral es un paraíso para el buceo. Biólogos marinos estiman que la mitad del coral del arrecife ha muerto o está muriendo. La causa: el calentamiento global. La excesiva calidez de las aguas hace que los corales se calcifiquen y mueran. En 2015, la UNESCO instó a Australia a cuidar mejor de este importante ecosistema.

Las apariencias engañan

En 2012, el Global Nature Fund declaró al Titicaca "Lago amenazado del año". Allí fluyen desagües y la basura se acumula en sus orillas. En muchas partes, el lago Titicaca ya no luce tan hermoso como en los folletos turísticos.

Demasiados turistas

Machu Picchu es el principal destino turístico del Perú. Y ese es precisamente el problema: cerca de 4.000 visitantes recorren diariamente las ruinas de la ciudad en la que, en tiempos de los incas, vivían a lo sumo 300 personas. Las pisadas de los turistas hacen estremecer los muros y se producen grietas en las que entra el agua. Este mágico lugar también está en peligro.

Destrución en nombre de la economía

La Amazonía, con 5,5 miliones de kilómetros cuadrados, es la mayor selva tropical del mundo. Pero su superficie se reduce continuamente debido a la tala de árboles. De acuerdo con el WWF, en 2014 desaparecía una superficie de selva equivalente a 2,5 canchas de fútbol... cada minuto.

No hay nieve en el Kilimanjaro

La cumbre nevada es la característica de la montaña más alta de África. Pero la nieve retrocede en el Kilimanjaro, de 5895 metros de altura. En el siglo XX, la superficie helada se redujo un 85 por ciento. Ambientalistas temen que desaparezca por completo hasta el 2033. Para ver el Kilimajaro vestido de blanco, hay que apurarse en viajar a Tanzania.

El mar moribundo

Los países ribereños sacan agua de su principal afluente, el Jordán. Y alguna empresas evaporan las aguas del Mar Muerto en busca de acceso a valiosos minerales. El Mar Muerto, con el que lindan Israel, Jordania y la Cisjordania, se está secando. El nivel de sus aguas baja aproximadamente un metro al año.

Los cerezos palidecen

Un espectáculo color de rosa: al llegar la primavera, los japoneses celebran con diversos festivales el florecimiento de los cerezos. Pero también a ellos les echa a perder la fiesta el cambio climático. En algunas regiones, el clima se ha vuelto demasiado caluroso para estos árboles. Los cerezos florecen cada vez más prematuramente y las flores se vuelven más pálidas.

Para derretirse

Se considera que un viaje a la Antártida es una de las últimas grandes aventuras que se puede emprender en nuestros días. Pero no se sabe por cuánto tiempo será posible navegar entre los majestuosos témpanos de hielo. La superficie cubierta de hielo se reduce. El continente helado se derrite.




Fuente: Cromo y DW