Diez consejos para dominar LinkedIn

En tanto red social combinada con red laboral, las normas de etiqueta en esta plataforma son distintas a las de Facebook o Twitter
Si bien LinkedIn es una red social, su uso no es igual al de Facebook o Twitter. Esto se debe a que la plataforma se basa en los contactos profesionales, pero no de una manera tan formal como una entrevista de trabajo o una reunión de negocios. Para dominar esta dualidad de LinkedIn con éxito, se pueden seguir estos diez tips, algunos de los cuales fueron aconsejados por Forbes.

1. Antes que nada

Lo primero que tenés que hacer es tener un perfil sólido y completo. Recién ahí debés publicarlo, ya que tus contactos mirarán quién sos para decidir si te aceptan o no. En este sentido, una buena fotografía es una importante carta de presentación.

2. No molestes 

Omití las alertas de cada cambio que hagas en tu perfil, porque esas actualizaciones aparecen en la página de inicio de tus contactos, lo cual puede molestarles. Para ello, dentro de configuración, desactivá la difusión de tu actividad.

3. Tus intereses están ahí
No es necesario pagar por una cuenta Premium para acceder a determinados contactos de tu interés profesional. Cuando te unís a los grupos que ellos integran, se te habilita la posibilidad de invitarlos sin dar mayores explicaciones.

4. Sé desagradecido

No utilices la posibilidad de recomendar a muchas personas. Hacelo solo con quienes de verdad valgan la pena. A su vez, pedí a tus contactos que validen tus aptitudes y borrá aquellas que otros agreguen y no sirvan para tus intereses.

5. Abrí puertas

Ignorá el consejo de LinkedIn y no restrinjas la cantidad de grupos a seguir ni personas a agregar. Es una red social laboral, por ende, cuanto más gente esté en tus círculos, mejor será. De hecho, superar la barrera de los 500 es lo ideal.

6. Volvete invisible

Hacé que tu perfil sea anónimo para tener privacidad en tus búsquedas, no delatando a los demás que viste su actividad. Para eso, ingresá a la configuración: "Selecciona qué información pueden ver otros usuarios cuando visitas su perfil".

7. No todo sirve

Si bien LinkedIn es una red profesional, tu perfil no es tu currículum. Omití aquellas experiencias que no aporten a tu presente y a lo que buscás. Es bueno ser selectivo porque eso también facilita mucho la lectura a quienes miren tu perfil.

8. La palabra exacta

Dado que los caracteres para presentarte son limitados, intentá usar palabras claves que te permitan marcar un perfil y, a su vez, ser captado en búsquedas especificas. Usá todo el espacio que LinkedIn te permita para mostrarte.

9. Sé desorganizado

LinkedIn no obliga a ordenar la experiencia profesional y estudiantil en orden cronológico, y lo mejor es que no lo hagas. Enfatizá lo que más te interese poniéndolo arriba del todo, sin importar la fecha que tenga.

10. Mostrate como sos

Aunque la línea entre lo formal e informal es muy delgada, intentá mostrarte como si estuvieras conversando con alguien. Hacé que tu personalidad sea visible y no te limites a solo listar tus experiencias y aptitudes.

Comentarios