Destiny, el juego de los múltiples récords

No solo es el producto cultural más caro de la historia, sino que en solo 24 horas recaudó los US$ 500 millones invertidos


 

En los últimos años, la industria de los videojuegos ha ido creciendo a un ritmo vigoroso, a tal punto que los presupuestos destinados a las producciones y las recaudaciones de los títulos estrella son comparables e incluso superiores, al escenario hollywoodense. El mejor ejemplo de esto es Destiny, el nuevo videojuego de acción de Bungie y Activision, que se ha consagrado como el producto cultural más caro de la historia.

Esto quiere decir que ninguna otra producción cultural supera la cantidad de dinero invertido en la creación del videojuego. Piratas del Caribe: en el fin del mundo, la película más cara de la industria cinematográfica hasta el momento, costó unos US$?300 millones. En Destiny se invirtieron US$?500 millones.

Como si esto fuera poco, en las 24 horas posteriores a su lanzamiento, realizado el pasado martes, registró US$?500 millones en ventas, que corresponden a las copias físicas y descargas digitales para las consolas PlayStation (3 y 4) y Xbox (360 y One).

Parte del fanatismo que ha despertado esta nueva franquicia, que podría durar toda una década, puede explicarse por las empresas que están detrás de ella. Por un lado, el estudio Bungie es autor de la famosa saga de ciencia ficción Halo, con la cual Destiny guarda algunas similitudes. Por otro lado, la productora Activision Blizzard es la responsable de otra franquicia mundialmente conocida, Call of Duty.

Conviértete en leyenda


Bajo este lema se presenta el juego de acción que se desarrolla en un futuro postapocalíptico, luego de la casi total destrucción de la Tierra y la raza humana. Para proteger a los sobrevivientes y luchar contra las fuerzas oscuras del universo están los guardianes, de los cuales el jugador debe elegir uno de las tres “clases” disponibles.

Cada personaje tiene habilidades diferentes y su elección depende del gusto personal del consumidor. Titán se caracteriza en el campo de batalla por la fuerza física y la estrategia. Hunter es sigiloso, preciso y sus ataques son altamente dañinos. Por último, Warlock, el favorito de los usuarios hasta el momento según una encuesta online realizada por el sitio de videojuegos Kotaku, es lo más cercano a un mago, que puede arrojar explosivas bombas de energía a sus enemigos. De acuerdo con las primeras críticas, esta elección no tiene gran incidencia en el éxito o fracaso a lo largo del juego.

El escenario es un vasto universo, en el que aparecen planetas como la Tierra, Marte y Venus, que fueron creados con la tecnología de los mapas Google. A medida que se avanza de nivel, se van desbloqueando nuevos escenarios, armas, actividades e infinitas posibilidades que justifican la inversión inicial al crear el juego. Con la adquisición de “parches”, de los cuales ya está disponible el primero (1.0.1), a su vez se abren nuevas posibilidades para los gamers, como cambiar aspectos de las “clases”.

Por tratarse de un título de disparos en primera persona, la visualización del jugador se asemeja a la de alguien que estuviera sosteniendo el arma. De todos modos, la esencia es la experiencia multijugador. “Los mundos de Destiny están conectados y vivos”, dijo Pete Parsons, directivo de Bungie. Se pueden ver en tiempo real los personajes de otros gamers del mundo y armar equipos para combatir el mal.

Primeras reseñas


Las primeras críticas del juego también explican tanto furor por Destiny. El diario británico The Guardian, por ejemplo, escribió: “Es probable que sea uno de los grandes lanzamientos de entretenimiento del año, si no de la década”.

El periódico The Washington Post, por su parte, publicó: “Un videojuego de alta calidad y a la vez accesible, que no requiere que los usuarios dediquen grandes cantidades de tiempo para jugar, mientras que les da todas las razones para querer hacerlo”.

“En los aspectos más mecánicos, Destiny se siente absolutamente fantástico”, publicó el sitio de noticias de videojuegos Games Radar. De todos modos, criticó: “Es desafiante, sin dudas, pero no explosivo. Espero que eso cambie una vez que la comunidad esté llena de nuevos jugadores”.

Según el portal GameSpot, “jugar Destiny es moverse y disparar en espacios que no se sienten del todo reales. Ambos son tremendamente hermosos e inquietantemente artificiales”.

 


Celebridades en el juego


Paul McCartney compuso una partitura de 50 minutos y fue el encargado de dar música y voz al tema principal del videojuego. El ex beatle lleva cuatro años involucrado en la creación de la banda sonora, informó el diario The New York Times. Además, se rumorea que la canción será el single del próximo álbum del artista.

Por otra parte, Peter Dinklage, el actor que interpreta a Tyrion Lannister en la serie fantástica Game of Thrones, da voz al robot Ghost, que acompaña al jugador durante la partida.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios