Descubren tres nuevas especies de sapos diminutos en Brasil

Los anfibios fueron encontrados por científicos brasileños

Científicos brasileños descubrieron tres nuevas especies de sapos diminutos y venenosos en regiones montañosas de la selva tropical atlántica del sur del país, considerada una verdadera incubadora biológica.

Los sapos, de 1 a 2,5 cm, fueron localizados en el estado de Santa Catarina, entre las ciudades de Garuva y Blumenau, en un área donde se encadenan morros con valles húmedos, que actualmente es foco de una intensa actividad de investigación científica.

Solo el 8% de ese bosque está preservado de la actividad humana, mientras que el resto de esa franja que recorre Brasil de norte a sur paralela al océano Atlántico, y que concentra gran parte de la población del país, se considera perdido.

"La gran relevancia de este descubrimiento es que esa selva funciona como un área de formación, de origen de especies. Es un laboratorio de gran importancia para el mapeo y la conservación y para entender los procesos biológicos de formación de estos grupos de animales", dijo a la AFP Marcos Bornschein, investigador de la Universidad Federal do Paraná (UFPR) y encargado de identificar a los anfibios.

Los sapos son de color marrón oscuro, con marcas rojas en las patas y están tapizados de verrugas. Se alimentan de hormigas y ácaros, que durante el proceso de absorción van liberando sustancias químicas que se acumulan en la piel y los vuelven venenosos para sus predadores, principalmente serpientes.

"No son peligrosos para los humanos. Durante el trabajo de campo algunos investigadores al tocarlos sintieron adormecimiento en la punta de los dedos, pero nada más que eso", aclaró Bornschein.

El hallazgo fue oficializado este miércoles a través de la publicación científica internacional Plos One, donde fueron presentados las tres especies: Melanophryniscus milanoi, Melanophryniscus xanthostomus y Melanophryniscus biancae, ésta última ya propuesta para ser considerada en riesgo de extinción debido a lo estrecho del territorio que ocupa, dijo Bornschein.

Estas especies son consideradas recientes en términos de evolución biológica, al tener menos de un millón de años.

En los dos últimos años, en la misma zona del sur de Brasil fueron descubiertos otros ocho nuevos minisapos de otro género, señaló la Fundación Grupo Boticario que apoya el proyecto.

Brasil es el país con la mayor biodiversidad del planeta, lo que lo convierte en un país clave en la discusión sobre el medio ambiente.

"La pérdida del bosque atlántico es aterradora", se lamentó Bornschein, que ya identificó de su puño y letra a once especies.


Fuente: AFP

Populares de la sección