Descargar datos es sinónimo de pérdida de agua

Un informe concluyó que la descarga de 1 GB de información consume 200 litros de agua

Aunque no lo sepa, el uso de internet implica un enorme gasto de agua. Esto se debe a que, cuando un cibernauta ingresa en la red, consume una gran cantidad de datos que provienen de ciertos lugares. Dichas ubicaciones, denominadas centros de cómputo, son el hogar de cientos de computadoras que desprenden calor y se alimentan de enormes cantidades de agua y energía.

¿Por qué? La razón está en el método que se utiliza para el procesamiento de datos. El traspaso de información calienta demasiado a los equipos por lo que, dado la enorme cantidad de datos que se utilizan, las computadoras necesitan un importante sistema de refrigeramiento.

Según la BBC, investigadores del Imperial College de Londres, para descargar un gigabyte de datos serían necesarios unos 200 litros de agua. La cifra, que ya de por sí es abismal, se vuelve más espeluznante si se tiene en cuenta que en Estados Unidos cada persona descarga 3,7 GB por mes, según la compañía Ericsson.

Uno de los investigadores, Bora Ristic, declaró que no hay necesidad de alarmarse porque las cantidades de agua que se consumen por cada descarga de GB son muy variables. Lo que más importa, según destacó el informe, es la presencia del agua. Un experto en tecnología, Bill Thompson, dijo que lo fundamental es "cambiar es el comportamiento de quienes gestionan los centros de datos".