Descargá tus memorias digitales

Existen varias herramientas que permiten respaldar todos los contenidos que has compartido en internet
Las redes sociales son un gran cajón de almacenamiento de fotos, mensajes y conversaciones que no siempre tienen su respaldo por fuera de internet. Es válido preguntarse qué pasaría con esos archivos si Facebook o Twitter cerraran repentinamente y se llevaran consigo todos esos recuerdos, que para muchos son casi como un diario íntimo. Pero no hay que temer: varias empresas también lo pensaron y por eso dan sus soluciones para crear un respaldo digital de toda la actividad virtual del usuario.

Existen diferentes herramientas para respaldar todos los contenidos de forma simple. Un ejemplo es la startup británica Frostbox, que permite guardar en una misma plataforma tu historia de una amplia variedad de redes sociales como Facebook, Twitter. LinkedIn, Instagram, Gmail, Flickr, Evernote, Tumblr y hasta Foursquare. Solo tenés que sincronizar los servicios y automáticamente te van a aparecer los archivos en una interfaz agradable y fácil de usar.

En el caso de Facebook, por ejemplo, podés ver desde las fotos en las que te etiquetaron hasta los mensajes y amigos. Pero todo tiene su precio y este servicio tiene el suyo, ya que se mantiene actualizado y se puede ver desde todos los dispositivos. Sale US$ 6,99 por mes y tiene algunos descuentos si se paga todo el año por adelantado. En caso de que lo quieras ver antes de pagar, podés utilizar el período de prueba gratuita de siete días.

La solución menos fácil pero más barata requiere un poco de tiempo y paciencia. Esto es: ir cuenta por cuenta y descargar el archivo comprimido de todo lo que hiciste desde que te registraste. Facebook fue de las primeras en ofrecerlo, luego vinieron Twitter, Google y otros servicios como MySpace, que envía los contenidos por correo electrónico. Instagram, por ejemplo, no permite hacerlo, pero hay herramientas como Instaport, que reúnen tus fotos en un archivo zip.

Para las cuentas de internet donde probablemente tengas más contenidos almacenamos, te recomendamos estos simples pasos para guardar en tu computadora el historial de todo lo que compartiste online.

 


Facebook


Una vez en tu sesión, hacé clic en la parte superior derecha de la pantalla, donde se encuentran las configuraciones. Luego, entrá a los ajustes generales de la cuenta y ahí vas a encontrar la opción “Descarga una copia de tu información“, donde podés solicitar tu archivo histórico. El proceso no es instantáneo. De hecho, pueden pasar varios días antes de recibir el correo electrónico con un link que permite bajar el archivo comprimido con tus álbumes, perfil y biografía, mensajes, amigos e incluso metadatos de toda tu actividad (como fecha y hora de cuándo iniciaste sesión). La cantidad de datos es abrumadora. Si el correo no llega o falla, seguí intentándolo solicitando de nuevo la información.

 

Twitter


Para pedirle a la red social del pájaro que te mande tu información, basta con que vayas a las configuraciones y, dentro de la opción “cuenta”, hagas clic en “Solicita tu archivo“. A diferencia de Facebook, los datos llegan rápidamente y también están incluidos en un archivo comprimido. Luego de descomprimir esa carpeta, que se va a llamar “Tweets”, abrí el archivo de nombre “index.html” (el resto no te van a ser de mucha utilidad). De esa forma, vas a ver casi los mismos contenidos que en la versión online de tu cuenta, pudiendo filtrar las publicaciones por mes y año. Incluso se pueden publicar tuits desde este archivo o republicar aquellos que te gustaron.

 

Google


En el caso de los miles de archivos que podés tener almacenados en Google, la empresa ofrece una forma de elegir cuáles bajar para 16 de sus servicios. Primero tenés que iniciar sesión, luego ir a tu foto de perfil (esa que aparece en la esquina superior derecha de la pantalla), hacer clic en “Cuenta” y luego en “Herramientas de datos”. Allí vas a encontrar la opción de seleccionar, entre todos tus archivos, desde los que guardas en Drive hasta correos electrónicos, marcadores y contactos. La compilación tarda en crearse, aunque el tiempo depende de qué tanta información tengas en tu cuenta. Por último, te va a llegar un correo electrónico con el link para descargar la carpeta.

 



 

Comentarios