Desarrollan una cámara que detecta objetos ocultos a la vista

Puede también detectar sus movimientos
Científicos de la Universidad de Heriot-Watt en Edimburgo (Escocia) han diseñado una cámara que puede localizar con precisión la posición de objetos ocultos tras las esquinas y detectar su movimiento, según un estudio que publica hoy la revista "Nature".

Este sistema, que podrá encontrarse esta semana en el periódico en línea "Nature Photonics", abre camino al rastreo de objetos escondidos a la vista en tiempo real en diferentes escenarios de la vida diaria, como sistemas de vigilancia o contra colisiones de vehículos, al permitir ver alrededor de los ángulos ciegos.

Con esta tecnología, se puede localizar la posición de un objeto oculto detrás de una pared en tan solo tres segundos de adquisición, y se puede rastrear con fidelidad, en tiempo real, el movimiento de un cuerpo localizado a un metro de la cámara.

Según los autores de este estudio, en el futuro se podría conseguir la reconstrucción en 3D del ente visualizado por la cámara.

La habilidad para detectar la forma en 3D de objetos ocultos a la vista y estáticos ya se había demostrado en recientes estudios, pero estos métodos no permitían localizar la posición de elementos en movimiento ni controlar su desplazamiento en tiempo real.

Este sistema se compone de dos piezas de equipo: un láser y una cámara diodo avalancha de un solo fotón (SPAD, siglas en inglés), un dispositivo muy sensible que obtiene una respuesta ultrarrápida.

Los autores de este trabajo emitieron rayos de luz con el láser hacia el suelo, justo delante de la esquina, cuyas radiaciones se dispersaron por el suelo y fueron a dar al objeto oculto (una forma humana de espuma de 30 centímetros de alto).

De este modo, el reflejo del rayo de luz queda capturado por la cámara y se traduce en la posición del objeto que, pese a estar apartado de la línea de visión directa, produce ondas de luz de vuelta en solo unos segundos que revelan no solo su posición, sino también su movimiento.
Fuente: EFE