“Desamigarse” en Facebook

Hay cinco tipos de personas que tienen más probabilidades de ser eliminados de la red social, pero la consecuencia para todos es siempre la misma
Con los años, los amigos e intereses cambian. Por eso, es normal que cada tanto los usuarios hagan una “limpieza” en sus contactos de Facebook y decidan eliminar a gente que ya nada tiene que hacer en su feed de noticias. Pero “desamigarse” en la red social no es una acción virtual sin consecuencias reales.

De acuerdo con un estudio reciente realizado por la Universidad de Colorado, Denver, los cinco tipos de usuarios más proclives a ser víctimas del tentador botón “Eliminar de mi lista de amigos” (o “Unfriend” en inglés) en orden de mayor a menor son un conocido del liceo, “otros”, un amigo de un amigo, un compañero de trabajo o un amigo con intereses comunes.

El término en inglés fue elegido palabra del año en 2009 por el Diccionario de Oxford. Es decir, hace cinco años el concepto ya era tan popular y el fenómeno estaba tan extendido que merecía un reconocimiento (el año pasado, selfie tuvo el mismo honor). Pero, según algunos investigadores, aún hoy valía la pena estudiar el fenómeno en profundidad, sobre todo porque la acción de “desamigar” a alguien en una red social puede tener consecuencias en las relaciones del mundo físico.

Un estudiante de doctorado de ciencias de la computación de la Universidad de Denver, Christopher Sibona, estudia el fenómeno desde 2010. Fue él quien dirigió el mencionado trabajo, realizado a partir de una encuesta a través de Twitter a 1.077 adultos.

La investigación concluye que la causa principal de que un usuario elimine a un amigo de Facebook es por no estar de acuerdo con lo que expresa en sus publicaciones sobre religión y política. El estudio explica, además, que este tipo de asperezas se potencian en el medio online más rápido que en el offline.

Una segunda causa para exiliar a alguien de Facebook es debido a que sus publicaciones no son interesantes.

En cuanto a los amigos del trabajo, Sibona explicó al sitio de noticias Science Daily que “las personas suelen eliminar a alguien a raíz de sus acciones en el mundo real y no por algo que publicaron en Facebook”.

“Me eliminó de sus amigos”


Si bien el amigo eliminado no recibe ninguna notificación al respecto, es probable que en algún momento le llame la atención la ausencia de interacciones de ese usuario que lo borró y decida ir a su muro para ver qué pasó. Es entonces que verá el botón delator que dice: “Agregar a mis amigos”.

Un segundo estudio liderado por Sibona analizó los sentimientos más frecuentes que experimentan los usuarios “desamigados”. “Sorprendido”, “molesto”, “divertido” y “triste” fueron las respuestas más populares entre los encuestados.

Según el estudio, cuanto más cercana sea la relación con alguien al momento de eliminarlo, más le afectará a la persona. Aun así, la investigación también sugiere que es más común “desamigar” a alguien con el que alguna vez hubo lazos cercanos.

Quienes más sienten el haber sido borrados también son aquellos que monitorean más seguido sus contactos en la red.

Por último, el estudio señala dos factores que pueden mitigar el efecto de borrar a alguien: que ambas personas hayan discutido sus diferencias previamente y que la persona que fue borrada cuente con el apoyo de otros amigos.

En definitiva, el estudio llama la atención sobre algo que, una década después de la creación de la popular red social, no debería negarse: lo que pasa en Facebook, no se queda solo en Facebook.

Acerca del autor

Comentarios