¿Dejaría sus ahorros en manos de un robot?

Los 'robo-advisers' amenazan el negocio de la gestión de activos de los grandes bancos

El banco de inversión Goldman Sachs anunció hace unos días la compra de Honest Dollar, una pequeña empresa creada hace un año que pretende hacer más sencilla la gestión de los ahorros de las personas jubiladas en Estados Unidos.

Honest Dollar es una de las compañías que se conocen como robo-advisers y que han empezado a revolucionar el mundo de la banca y la gestión de activos.

Los robo-advisers ofrecen a los clientes particulares la opción de gestionar sus inversiones desde aplicaciones para el móvil con comisiones muy bajas, lo que se ha convertido en una amenaza para los gestores de fondos pasivos y las divisiones de banca privada de muchas entidades.

Empresas nativas como Wealthfront y Betterment, en Estados Unidos, y Money Farm y Nutmeg en Reino Unido, están adquiriendo notoriedad en este negocio. Tanta que han obligado a reaccionar a los grandes bancos tradicionales, que han empezado a reaccionar comprando start up de este incipiente sector.

Las nuevas compañías ofrecen aplicaciones fáciles de usar que están atrayendo a inversores jóvenes, pero también a muchos millonarios con interés en la tecnología. En el banco estadounidense Charles Schwab Corp, el 15% de los inversores que utilizan portfolios automatizados tienen al menos un millón de dólares invertidos, según ha revelado la compañía.

Fortunas

Más de la mitad de los 3.300 millones de dólares que gestiona Betterment vienen de clientes que tienen invertidos en la firma más de 100.000 dólares, según datos ofrecidos por Bloomberg. Un tercio de los 3.000 millones gestionados por Weathfront también provienen de clientes que tienen invertida al menos esa cantidad.

Según la consultora AT Kearney, en 2020 estas firmas gestionarán 2.200 billones de dólares. "Los robo no son una moda y no van a desaparecer", aseguraba recientemente Bill McNabb, consejero delegado de Vanguard, el segundo fondo de inversión del mundo. La plataforma automatizada de la compañía, lanzada hace un año, gestiona ya 32.000 millones de dólares.

Los líderes de bancos como Morgan Stanley y Wells Fargo han asegurado que los bancos deben desarrollar robo-advisers para completar su fuerza de ventas.

Black Rock, el mayor fondo de inversión del mundo, compró FutureAdvisor el pasado mes de agosto. Desde entonces, la firma ha firmado acuerdos con la división de banca privada del banco canadiense RBC, y con BBVA Compass, la filial de BBVA en Estados Unidos.

Otra gran firma, Invesco, también se ha adentrado en este mundo con la compra del robo-adviserJemstep en enero. Por último, Fidelity está probando un sistema automatizado entre sus empleados con el que pretende explorar el mundo de las carteras automatizadas.

Amenaza

Estos nuevos servicios suponen una amenaza para los bancos que ofrecen un servicio poco personalizado a sus clientes, pero cargan fuertes comisiones por este asesoramiento.

Se calcula que las nuevas empresas fintech (término que surge de combinarfinancial y technology) cobran una cuarta parte de las comisiones que cobran los grandes bancos tradicionales, generalmente por encima del 1%.

Los robo ofrecen sentido común y una forma de interactuar muy sencilla, pero posiblemente no ofrece un servicio integral para los clientes más sofisticados, aseguró en una conferencia en Nueva York James Gorman, consejero delegado de Morgan Stanley. "Si lo que necesitas es alguien que se siente contigo y que trabaje para tomar una serie de decisiones complejas, nuestro trabajo no va a desaparecer", explicó el directivo.

"Muchos clientes necesitan un hombro donde llorar, sobre todo si las cosas no van bien, y eso no te lo da un robot", dice otro experto en gestión de fondos activos.

Lo que parece claro que es que los robo-advisers han entrado con fuerza y prometen agitar un mercado muy consolidado. Hace unas semanas, la empresa italiana Money Farm lanzó su aplicación de móvil en Reino Unido y pretende expandirse en otros mercados. De momento, 60.000 personas se han descargado su aplicación.

Honest Dollar, para Goldman

Honest Dollar se lanzó hace un año en Texas y quiere dar servicio a los 45 millones de americanos que no tienen acceso a los sistemas de jubilación de las grandes empresas. La 'start up' ofrece a pymes y pequeños empresarios planes de jubilación por ocho dólares al mes, gestionados por Vanguard. Hace unas semanas, fue adquirida por Goldman Sachs.

Betterment, la apuesta americana

Betterment es una de las empresas especializadas en asesoramiento de carteras de inversión robotizadas que más éxito han cosechado. Se lanzó en Nueva York en 2008 y cuenta con el apoyo de fondos como Menlo Ventures, Bessemer y Anthemis. Gestiona 3.000 millones de dólares y cobra comisiones que oscilan entre el 0,15 y el 0,35 por ciento, por debajo de los bancos tradicionales.

El robot italiano de Money Farm

Money Farm es la última empresa de 'robo-advisers' que ha sido lanzada en Reino Unido. Fundada por un exbanquero de la City, la compañía nació en Italia y dio el salto al mercado británico hace unas semanas. Más de 60.000 clientes se han descargado su aplicación para móvil. Las inversiones realizas en su plataforma entre 10.000 y un millón de libras no tienen comisión alguna.


Fuente: Expansión