¿Debió morir Jack en "Titanic"?

Una movida en internet busca saber si el personaje de Di Caprio también cabía en la tabla en la que Rose, interpretada por Winslet, se salvó. James Cameron ya dio su respuesta


El cuerpo inerte de Jack desaparece en el agua gélida del Atlántico, mientras Rose llora sin consuelo sobre el trozo de puerta que usó como salvavidas. Sin el trágico final, la película Titanic no hubiera sido la historia de amor que es. Pero la muerte romántica del personaje de Leonardo Di Caprio es puesta en cuestión 15 años después del estreno del filme de James Cameron y poco tiempo después del estreno de su versión 3D.

¿Jack podría haberse salvado junto con Rose? ¿Es que no entraban los dos en la tabla que usaron para mantenerse a flote? La física podría tener las respuestas.

Meterse en el personaje


Las preguntas, que ponen en tela de juicio uno de los finales dramáticos más recordados han dado lugar a numerosos experimentos de aficionados a la ciencia y al cine, que circulan por internet. Varios hombres y mujeres se han puesto en la piel de Jack y Rose para probar si dos personas cabían acostadas en la famosa tabla o si esta se hundiría con el peso de ambos.
No es una cuestión de espacio, sino de flotabilidad”, dijo James Cameron

Uno de los experimentos que ha ganado popularidad online es el realizado por el sitio Decoded Science donde, fórmulas y teorías científicas mediante, los expertos en física explican por qué Jack no podría haberse salvado en la misma madera que Rose. Teniendo en cuenta varibales como el volumen de la madera, el peso de ambos personajes y la densidad del agua, entre otras, llegan a la tajante conclusión de que la tabla se hubiera hundido. Para ser exactos, ni siquiera Rose podría haber sobrevivido, ya que la madera no soportaría los cerca de 61 kilos que asumen que pesaba la chica.

Aunque advierten desde un principio que cuestiones como la hipotermia no fueron tomadas en cuenta, el sitio concluye que, al menos en la teoría, el final de Titanic no podría tener sobrevivientes: se necesitaban al menos doce maderas iguales unidas como para mantener a flote y secos a ambos amantes.

Palabras del director


Mientras algunos intentan hundir el final de Cameron, el director lucha por mantener a flote su teoría. “No es una cuestión de espacio, sino de flotabilidad”, dijo en una entrevista al sitio de entretenimiento IGN.

Por ende, según el director, no importa si dos personas entran tendidas en la madera, como muestran varias fotos que circulan en internet. La clave no está en solo flotar sino en mantenerse seco, ya que el riesgo antes que de ahogarse, es de morir por hipotermia, explicó Cameron.

Para que no sea su palabra contra la de internet, el taquillero director dijo que colaborará con los Cazadores de mitos del canal Discovery, quienes buscarán en un episodio próximo probar si Jack fue demasiado generoso al dejarse morir en pos de que su amada sobreviviera.

Romance versus ciencia


Para Cameron, el altruismo de Jack se limita a que eligió que Rose viviera, pero solo porque no existía la posibilidad de que los dos se salvaran. Jack “no es un idiota, no quiere morir”, argumentó el director, quien acudió a la escena en la que Di Caprio intenta subirse a la tabla, pero esta se tambalea y amenaza con hundirse. Entonces desiste. Si los dos se hubieran sostenido de la tabla, hubieran quedado expuestos al agua, y hubieran muerto de frío.

Por qué Jack no buscó otra madera, o por qué Rose se bajó del bote salvavidas, son otras cuestiones. Pero eso no es algo que la física pueda explicar.


Comentarios