¿De qué color es este vestido?

El debate en redes sociales tiene una explicación científica: depende de la percepción del color y la sensibilidad a la luz
Hay un vestido que puede ser negro y azul o blanco y dorado y tiene a internautas de todo el mundo peleándose por esta diferencia sin saber que la respuesta está en su cerebro (y las dos opciones son correctas).

La usuaria de Tumblr llamada Swiked colgó la foto de un vestido que había visto en un casamiento, preguntando a sus seguidores cuál es el color de la tela. “Amigos, por favor, ayúdenme. ¿Este vestido es blanco y dorado o azul y negro? Mis amigos y yo no nos ponemos de acuerdo y estamos asustados”, publicó.

En respuesta, en Twitter se han formado bandos: #whiteandgold y #blackandblue. La suma de estos dos hashtags y #thedress sobrepasó los 700.000 tuits en menos de 24 horas. Es trending topic en inglés y en español. La presentadora de TV estadounidense Ellen DeGeneres retuiteó la imagen, alcanzando 43 mil retuits.

El artículo publicado en el sitio Buzzfeed ya ha sido leído más de 20 millones de veces. Según datos publicados en CNN, en el momento cumbre del debate había 670.000 personas a la vez leyendo sobre esta polémica. El tráfico fue tan grande que una de los directores de Buzzfeed, Amy Filmore, pidió a sus redactores que no publicaran más artículos para que la página continuara en línea.



¿Pero cuál es el color verdadero?


La fotografía del vestido está en el límite de la percepción visual por la combinación de luces y sombras, según indicaron varios neurocientíficos. La diferencia radica en cómo el cerebro humano interpreta contextualmente la información captada por los ojos. La luz entra en el ojo a través de diferentes longitudes de onda correspondientes a diferentes colores. La luz pasa a través de la córnea, la pupila y el cristalino y llega hasta la retina, donde la energía se convierte en impulsos nerviosos que son conducidos por el nervio óptico hasta el cerebro.

Una explicación para el fenómeno de este vestido se basa en las mezclas de color (sustractiva y aditiva) que procesa la retina: si se ve el vestido azul y negro significa que los conos (células) de la retina tienen un funcionamiento alto y, por lo tanto, las personas son más sensibles a la luz; si se lo ve como blanco y dorado, los bastones de la retina (células fotorreceptoras responsables de la visión en condiciones de baja luminosidad) realizan una mezcla aditiva que resulta en que se visualice mejor el dorado.

Los seres humanos tienen diferentes cantidades de conos y bastones y, por lo tanto, ven diferentes los colores. El cerebro equilibra el blanco de forma automática.

“Se supone que nuestro sistema visual extrae la información sobre la reflectancia real”, dijo Jay Neituz, neurocientífico de la Universidad de Washington a la revista Wired. Y agregó: “He estudiado las diferencias individuales de la visión del color por 30 años y esta es la diferencia más grande que he visto”. Para este experto es blanco y dorado.
He estudiado las diferencias individuales de la visión del color por 30 años y esta es la diferencia más grande que he visto", dijo Jay Neitz, neurocientífico de la Universidad de Washington

No obstante, un colega de Wellesley Collegue, Bevil Conway, lo ve “azul y naranja” (ni siquiera negro). Y así lo explicó: “(Al ver la imagen) estamos tratando de rebajar el sesgo cromático del eje de la luz del día. La gente que sustrae el lado azul lo ve blanco y dorado; si sustrae el dorado, termina viendo el azul y el negro”. El eje cromático de la luz del día varía del rojo del amanecer al azul-blanco del mediodía y al rojizo del atardecer.

No obstante, también influyen las condiciones del ambiente a la hora de sustraer un color u otro. Es muy probable que si primero se ve el vestido en un recinto muy luminoso y luego en una habitación oscura, las diferencias en la iluminación harán que cambie de color para la misma persona.

Los editores de fotografía de Wired analizaron la foto con Photoshop y los valores cromáticos indicaban que el color del vestido que se ve en la imagen es azul y naranja oscuro.

Un dato curioso es que para Google es negro y azul. Si se sube la imagen original y se le pide al buscador que busca “imágenes similares”, el sistema arroja decenas de imágenes que no dejan dudas de están compuestas con esos colores, en particular, por el azul. Según Google, el motor de búsqueda de imágenes utiliza una “tecnología de visión computarizada” para crear un “modelo matemático” de las principales propiedades de la imagen.



Para Adobe, empresa desarrolladora de Photoshop, la fotografía tiene tonalidades de azul y de negro, según publicó un análisis en su cuenta en la red social de Twitter.


 Y aquí está el video de Adobe que lo comprueba:



Pero para el ojo humano, blanco y dorado o azul y negro, las dos respuestas son correctas.

 

 

 

Acerca del autor

Comentarios