De la libertad al zoológico y de vuelta a la libertad

Cómo la captura de un gato montés terminó en su vertiginosa liberación por la presión de los defensores de animales
El movimiento de defensa animal en Uruguay dio hoy una nueva demostración de su poder político en el país. La captura de un gato montés en las cercanías de Sarandí del Yí y su posterior encierro en el Zoológico Municipal de Durazno terminaron con la abrupta liberación del animal, cámara en mano, ordenada por el propio intendente departamental, Carmelo Vidalín.

El viernes pasado una mujer denunció la presencia en un galpón de su campo de lo que resultó ser un ejemplar de Leopardus geoffroyi. El felino fue capturado y trasladado a una jaula. "La idea es que se recupere tranquilo", dijo hoy temprano en la tarde a El Observador el director del Departamento de Servicios y Medio Ambiente de la Intendencia de Durazno, Alejandro Petutto.

El gato montés de entre 6 y 7 meses estaba delgado y presentaba lesiones en el hocico y una pata. Petutto contó que el animal fue ubicado en una jaula de unos tres por cuatro metros de largo, la cual incluía una casilla para resguardarse y árboles para trepar.

"No podemos liberarlo así nomás. Hay gente que mata gatos monteses por diversión. La gente en el pueblo lo comenta", explicó Petutto. El objetivo, agregó, era incorporarlo de forma definitiva al paseo zoológico y en un futuro cruzarlo con algún ejemplar hembra de otro establecimiento del país.

Sin embargo, en cuestión de horas, el destino del gato montés dio un giro.

Con múltiples presiones


"Ayúdanos a liberar este gato montés (Leopardus geoffroyi), que fue encerrado en el Zoológico Municipal de Durazno y no presenta lesiones que impidan su liberación en la naturaleza", decía el texto publicado en Avaaz, un sitio donde se juntan firmas para realizar peticiones comunitarias. El objetivo de esta acción creada el domingo pasado era juntar 2.000 firmas, de las cuales ya hay más de 1.400. "Firmando estarás colaborando en mucho más que la liberación de este hermoso ejemplar; también le estarás diciendo a los zoos basta de captura de animales nativos", detallaba el texto.

A su vez, se creó el evento de Facebook "No más Shilas, no más jaulas, no más zoo". Shila era una gata de raza serval savannah, cruza de gato montés africano con doméstico que murió en el Zoológico Municipal de Durazno en diciembre pasado. El animal había sido incautado en 2011 por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, y entregado al establecimiento, donde falleció por una oclusión intestinal a los 4 años. La esperanza de vida de un serval savannah puede alcanzar los 25 años.

El evento de Facebook invitaba a realizar una protesta en el zoológico este domingo a las 8 horas. Hasta esta tarde, unas 50 personas habían confirmado su asistencia.

El movimiento de defensa animal en Uruguay dio una nueva demostración de su poder político en el país

A esto se sumó una carta abierta a Vidalín firmada por el diputado por el departamento de Flores, Federico Ruiz, en la que afirmaba: "Además de estar convencido de que los zoológicos no deberían existir, ya que representan un atraso cultural y en pleno siglo XXI no podemos continuar condenando a los animales a estas prácticas –y para eso vamos a trabajar desde el Parlamento–, solicitamos concretamente que se realice una liberación responsable con la mayor celeridad posible del ejemplar encontrado en las cercanías de Sarandí del Yí". El diputado, docente de profesión, destacaba también que se trata de una especie autóctona que no configura un riesgo para el ser humano.

Las presiones terminaron de materializarse cuando Juan Echavarría, director de Animales Sin Hogar, se puso en contacto con las autoridades departamentales hoy de tarde. La intervención de la ONG con mayor visibilidad en la defensa de animales de Uruguay terminó de cristalizar una medida para la cual Vidalín ya se estaba asesorando: la liberación del gato montés.

Sobre las 19 horas, tras el aval de los veterinarios del zoológico, el gato montés fue soltado tal como recomiendan los especialistas: durante la tardecita, en un monte con una corriente de agua cercana, ubicado en las inmediaciones de donde había sido hallado, en Sarandí del Yí.

Animales Sin Hogar publicó en su Facebook: "¡Felicitamos al intendente de Durazno! Y si lo tuviéramos enfrente, le daríamos besos y abrazos".

Una especie autóctona y "casi amenazada"


Según la guía Especies prioritarias para la conservación en Uruguay, publicada en 2013 por el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, el gato montés es una especie "casi amenazada" en el territorio nacional y considerada "de interés para uso sustentable".

De acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, la preservación de la especie es de "escasa preocupación" en sus países de origen (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay). La organización destaca que "actualmente, la pérdida y fragmentación del hábitat, y el asesinato como represalia son las principales amenazas".


Acerca del autor