¿De dónde vienen los perros?

Los científicos no se deciden si los humanos los domesticaron o si los lobos se hicieron dóciles por su cuenta

Usted podría saber que el pastor alemán que está acostado sobre sus piernas (e incluso el terrier inglés que está molestando en el patio del vecino) desciende de los lobos. También podría saber que los perros son el primer animal en haber sido domesticado.

Pero si todavía usted no sabe cuándo, cómo o dónde esa transformación de predador a mascota sucedió, no se preocupe, tampoco lo saben los científicos.

Cierto, se han publicado muchísimos estudios que sugieren que saben. En los últimos cuatro años, investigadores han identificado a Siberia, Europa, Asia Central y el sureste de Asia como la tierra cero de la domesticación de los perros. Dijeron que ocurrió al menos hace 15 mil años, o posiblemente 18.800 años, o 33 mil años.

¿Nota el conflicto? Eso es un problema. Al decir que este es un tema calurosamente debatido en el mundo de la ciencia canina se podría estar subestimando la cuestión.

Pero un masivo estudio global está haciendo fuertes intentos para hacer que todo tenga sentido al reunir a la mayor cantidad de investigadores especializados en perros del mundo y analizar miles de muestras de ADN antiguas y cráneos caninos. Los primeros hallazgos del proyecto, que se está llevando a cabo en la Universidad de Oxford en Gran Bretaña, se espera que sean liberados este año.

El resultado debería ayudar a determinar los dóndes y cuándos - plural, porque los perros podrían haber sido domesticados en diferentes lugares y momentos - dijo Greger Larson, un biólogo evolucionario norteamericano que es líder de los esfuerzos. Y a partir de eso, dijo, los científicos podrán inferir la respuesta a otra pregunta controversial: ¿domesticaron los antiguos humanos a los lobos, o se volvieron los lobos nuestros amigos al seguir a los antiguos humanos y comer de sus sobras?

La razón para la confusión, dijo Larson en una entrevista, es que gran parte de las investigaciones de la genética canina está basada en los perros modernos, que son el resultado de miles de años de mezclas y, más recientemente, cruzas sin cuidados por parte de las personas.

"Todo esto significa que la población mundial de los perros es esencialmente un gran bowl de salsa de tomate", dijo. "Si todo lo que se tiene es la sopa para seguir adelante, ¿cómo se infiere el proceso inicial de producción de esa sopa?".

La respuesta: "Mirar al pasado y verlo suceder".

Aquellos involucrados en el proyecto están haciéndolo al crear una base de datos de más de 1500 muestras de ADN de fósiles caninos antiguos recolectados alrededor de todo el mundo, muchos de los cuales están alojados en museos y universidades. También están subiendo miles de fotos de cráneos caninos para crear imágenes generadas por computadora de su morfología y forma. Eso es clave, porque la cara de los lobos cambió (sus hocicos se acortaron, por ejemplo) a medida que evolucionaron hacia los perros.

El resultado ofrecerá una especie de línea del tiempo y un mapa de esa transformación, y los patrones que emergerán llevarán a las respuestas, piensa Larson.

"Como cualquier cosa evolucionaria, es un contínuo", dijo. Pero la idea es terminar con la representación del "tiempo y espacio de los perros y los lobos a lo largo del viejo y el nuevo mundo".

El misterio de precisamente cómo sucedió la domesticación es probable que continúe despertando batallas, dijo. Una teoría es que los humanos antiguos tuvieron un momento de eureka cuando decidieron domar a los lobos, tomaron a algunos cachorros y siguieron desde ahí. Larson piensa que eso es prepóstero, en parte porque las personas todavía no habían domesticado otros animales o plantas hace 15 mil años - fecha en la que los científicos coinciden que comenzaron a existir los perros - y en parte porque los lobos probablemente no lo habrían hecho tan fácil.

"Nuestras imaginaciones no alcanzan a darse cuenta de esta idea de un proceso largo, lento y accidental. Nos gusta creer que somos inteligentes, y que siempre lo hemos sido", dijo. Más aún, agregó: "Incluso los lobos que fueron criados por personas desde su nacimiento... Son completamente indomables".

Larson favorece una teoría que dice que "absuelve a los humanos de la premeditación y la intención" y los pone en las patas de los lobos. De acuerdo con esta idea, los caninos siguieron a los cazadores-recolectores y aprovechaban sus desperdicios, y con el tiempo los más dóciles se quedaron con ellos.

"Esto no es específico de los perros. Es solo ciencia... Si hay un montón de respuestas potenciales, entonces siempre se tendrá a personas peleando desde sus esquinas por sus respuestas", señaló. "Yo solo quiero saber la respuesta".

La respuesta podría parecer acerca de los comienzos del perro que está al final de su correa. Pero Larson dijo que también es la clave para nada menos que la civilización humana por sí misma. Antes de que comenzaran a domesticar otros seres vivientes, las personas eran nómadas y tal vez más inteligentes que otras criaturas. Pero ciertamente no estaban al mando, dijo Larson.

"Todo acerca de la forma en que los humanos viven ahora y existen en el mundo", dijo. "Todo es consecuencia de la domesticación".
Fuente: Karin Brulliard - The Washington Post