Cuidado, el zombie te corre

El inminente estreno de "World War Z", la película de acción que protagonizan Brad Pitt y toneladas de muertos vivos, motivó el lanzamiento del videojuego, que se disfruta a lo grande en tabletas y teléfonos


El estreno de la película World War Z (Guerra mundial Z) tiene para los fanáticos del subgénero zombie el mismo significado que la entronización de Máxima para los argentinos. Es decir, que una megaestrella como Brad Pitt protagonice una película sobre muertos vivos –recordemos que antes la gente actuaba en estos filmes por el pancho y la Coca– quiere decir que el zombie alcanzó la cima de la pirámide alimenticia de Hollywood.

La historia de la película está basada en el libro Guerra mundial Z: Una historia oral de la guerra zombi, de Max Brooks, editada originalmente en 2006. Esta novela –que tiene su versión en castellano– está estructurada en torno a una serie de reportajes a personas que sobrevivieron a la invasión zombie y que dan testimonio de la pandemia que por poco acaba con la humanidad.

Sobre la película solo se han visto algunos tráileres, pero, como es lógico, parece estar más centrada en Brad Pitt, quien interpreta a un especialista de Naciones Unidas que da la vuelta al mundo buscando la forma de contener la plaga de zombies que amenaza con convertir al planeta en una chivitería humana.

Se trata de uno de los estrenos más esperados de la temporada, anunciada para este mes, y aunque el rodaje ha desatado polémicas –cambios de guionistas sumada a las notorias diferencias entre el director (Marc Forster) y los productores–, todo hace pensar que será un gran taquillazo.

El videojuego Guerra mundial Z forma parte del arsenal publicitario que acompaña la película. Pero no se trata de una mera aplicación para cumplir con las leyes del marketing, sino que tiene aires de juego de acción hecho y derecho. Dicho sea de paso, así cuesta: la versión para iOS (iPhone, iPad, iPod touch) vale US$ 4,99, lo mismo que duele para dispositivos Android.

Se trata de una experiencia en primera persona que se puede jugar en dos modos: historia y desafío. El modo argumental nos va presentando personajes y nos introduce en la trama, por lo que hay que estar atentos a los diálogos, ya que de allí surgen algunas pistas importantes.

En cambio, si se opta por la opción desafío, la cosa se pone un poco más sangrienta, ya que el juego impone algunas metas que el usuario debe alcanzar para pasar de pantalla. Acá la cosa se resuelve a los tiros y a los palazos.

De ahí que resulte más disfrutable el modo historia, donde los climas de acción y suspenso se disfrutan más. Para esto es muy importante animarse a jugar con auriculares, ya que amplifica los julepes y la cosa se pone más intensa. Seguramente en un futuro cercano el juego tenga algunas actualizaciones, ya que se advierten algunas fallas en los gráficos, pero nada que lleve a lamentar la compra.

Un dato importante es que cuando llega la hora de usar armas el disparo es automático, por lo tanto la virtud del jugadores pasa por apuntar bien y ser efectivo, porque en este juego si algo sobra son muertos vivos con ganas de merendarte.



 

Acerca del autor

Comentarios