Cuatro tips para cuidar a sus hijos en internet

La utilización de herramientas de control parental son muy eficientes; la empresa ESET enseña qué más pueden hacer los padres

La información que se encuentran en internet cada vez es más abundante y variada y cualquier usuario puede subir contenidos y ver casi la totalidad de lo que hay colgado por sus páginas. Por esta razón, nueve de cada 10 padres se preocupan por lo que hacen y ven sus hijos cuando están online, según la empresa de seguridad ESET.

Los padres deben tomar conciencia de cuáles son los riesgos de la navegación por internet y advertir a sus hijos de ellos. Pero, con los más pequeños que aún no comprenden en su totalidad los peligros que pueden surgir por el mal uso de esta red, se deben agregar otras medidas seguridad.

Las herramientas de control parental se pueden configurar desde el propio dispositivo que el menor vaya a utilizar. La manera más sencilla es crear un usuario con todos los controles necesarios y modificar la configuración de los navegadores web. Por ejemplo, en el caso de los más pequeños, se puede modificar para que el buscador por defecto sea uno seguro como Bunis.org, que contiene filtros para no mostrar información que resulte ofensiva para menores.

A continuación, cuatro tips para un uso beneficioso de las herramientas de control parental, según ESET:

1) Crear un usuario para el menor: en él personalizar los diferentes permisos de acceso a internet.

2) Restricción de acceso por categoría: especificar a cuales páginas puede ingresar y a cuáles no.

3) Registro de actividad: es importante monitorear el historial de búsquedas del menor, para controlar lo que ve y lee.

4) Controlar las aplicaciones y el tiempo: es muy útil bloquear aplicaciones no deseadas o controlar el tiempo de uso de otras, como videojuegos, que pueden resultar muy adictivos.

Todas estas modificaciones deben mantenerse con una contraseña segura, para que ninguna otra persona pueda entrar a la configuración y alterarlas.