Cuatricampeones en Google

Dos adolescentes de 14 y 16 años continúan la racha ganadora que destaca a los estudiantes uruguayos en la competencia de programación internacional organizada por el gigante de internet
Ezequiel Pereira y Vicente Bermúdez aún no se conocen pero comparten un honor: son la continuación del linaje de adolescentes uruguayos autodidactas que ganaron un concurso internacional de programación organizado por Google y, por consiguiente, que visitarán la sede central en Mountain View, California.

Google Code-in invita a jóvenes estudiantes de entre 13 y 17 años a escribir código, crear y editar documentos, corregir errores, diseño de interfaz de usuario, entre otras tareas relacionadas con el desarrollo de software. Pero las tareas no son simulacros. En el caso de Ezequiel, de 16 años, las 46 tareas que completó durante la competencia –45 fueron de código– se ven reflejadas en el sistema operativo de las XO.

Vicente, de 14 años, creó una aplicación de registros médicos –que pronto estará disponible para su descarga pública– para la organización internacional OpenMRS, cuyo objetivo es desarrollar software para apoyar la prestación de asistencia sanitaria en África. "Era una buena causa", dijo Vicente a Cromo.

En la edición de 2015, el concurso se prolongó por siete semanas. Para cada actividad se concedían 72 horas. Ezequiel trabajaba a un ritmo de una o dos tareas por día; mientras que Vicente tuvo que pedir dos días de prórroga para terminar la app. "Nunca había hecho una; no sabía cómo, pero en cinco días logré que funcionara", comentó. Se le pidió una app para Windows Phone pero él la hizo también para otros sistemas operativos. Cada tarea es revisada por los mentores. Por ejemplo, le pidieron que corrigiera un video; lo arregló a pesar de que se demoró 10 días por problemas en la edición. "En dos meses tenés que hacer todo lo que puedas y mantener la calidad", agregó.

Autodidactas

Vicente Bermúdez, alumno del liceo Nº 18, programa desde los 11 años; en ese entonces, usaba la ceibalita del hermano. "Mi interés empezó cuando quería hacer un juego de un personaje que matara bichos. Busqué en Google cómo hacer uno y decían que tenía que aprender Java y aprendí", relató a Cromo. Hasta ahora, no ha asistido a ningún curso, pero maneja HTML, JavaScript, Ionic y Git. "Nunca aprendí tanto en tan poco tiempo", añadió.

Antes del Code-in, participó de la creación de un videojuego llamado Project Zombie para una competencia organizada por un foro junto a otros programadores que conoció en línea. "Ganamos, aunque no había premio. (La experiencia) me ayudó para el concurso de Google", comentó. Ahí también tenía tiempo limitado: un mes.

vicente bermúdez google.jpg
Vicente Bermúdez, ganador del Google Code-in 2015<br>
Vicente Bermúdez, ganador del Google Code-in 2015

"Mi familia está feliz. Durante el concurso me quedaba trabajando hasta las 2 de la mañana y me decían 'no podés estar todo el día con eso' y me rezongaban", se rió.

La historia de Ezequiel Pereira, alumno de 2º año de bachillerato en informática en UTU, es similar. En 6º año de escuela aprendió las bases de la programación en Python y, al igual que Vicente, su primera computadora fue una ceibalita. Lo primero que hizo fueron unos videojuegos "simples". Se contactó con el profesor de informática Flavio Danesse –también docente de Ignacio Rodríguez, bicampeón del Google Code-in 2013-2014 y de Agustín Zubiaga, ganador de la edición 2012– para aprender a usar la herramienta. "Luego seguí por mi cuenta. Si no hubiera sido por él, sería como todos, sabría usar solo Word. En los liceos no hay nadie que incentive a los chicos", reflexionó. Su sueño es aprender más sobre inteligencia artificial.

ezequiel pereira googlel.JPG
Ezequiel Pereira, ganador del Google Code-in 2015<br>
Ezequiel Pereira, ganador del Google Code-in 2015



Populares de la sección

Acerca del autor