Cuando los ornitorrincos eran gigantes

Hace millones de años habitó el "Obdurodon tharalkooschild", una especie que acaba de ser reconstruida a partir de una única pieza dental hallada en Australia
Un grupo de científicos halló en una remota zona del norte de Australia los restos de un ornitorrinco carnívoro de un metro de largo, la especie dentada de mayor tamaño descubierta hasta la fecha, informaron el martes fuentes académicas.

Los restos del animal, bautizado como Obdurodon tharalkooschild, fue identificado a partir de un solo diente hallado en el yacimiento Riversleigh, un área considerada como Patrimonio de la Humanidad por su riqueza paleontológica.

El depósito donde se halló el resto fósil no ha sido fechado, pero se cree que estos tienen entre 5 y 15 millones de años de antigüedad, según un comunicado de la Universidad de Nueva Gales del Sur.
Al igual que otros ornitorrincos, probablemente era un mamífero principalmente acuático que vivía alrededor de las fuentes de agua dulce de los bosques que cubrieron el área de Riversleigh hace millones de años atrás", dijo la investigadora Suzanne Hand

El descubrimiento, publicado en la revista científica Journal of Vertebrate Palaeontology, fue realizado por Rebecca Pian, quien aspira a un doctorado en la Universidad de Columbia, junto a Mike Archer y Suzanne Hand, ambos de la universidad australiana.

Según los cálculos que se desprenden de los restos fósiles, se calcula que la especie extinta duplicaba en tamaño al de ornitorrincos modernos. Además, a diferencia de sus descendientes, los ornitorrincos prehistóricos tenían dientes funcionales que se cree fueron utilizados para matar y consumir una gran gama de animales.

"Al igual que otros ornitorrincos, probablemente era un mamífero principalmente acuático que vivía alrededor de las fuentes de agua dulce de los bosques que cubrieron el área de Riversleigh hace millones de años atrás", expuso Hand.

Crece el árbol genealógico


La científica agregó que los Obdurodon tharalkooschild eran ornitorrincos con dientes muy desarrollados que probablemente se alimentaban de cangrejos de río y otros crustáceos de agua dulce, así como pequeños vertebrados como ranas o tortugas pequeñas.

Asimismo, el descubrimiento de esta nueva especie supuso una gran sorpresa porque los fósiles de ornitorrincos hallados hasta hace poco sugerían que su evolución era lineal y ahora se plantea una ramificación en el árbol genealógico de esta especie.

Los anteriores descubrimientos paleontológicos realizados en el planeta registran la existencia de un ornitorrinco dentado, el Monotrematum sudamericanum que pobló Sudamérica hasta hace 61 millones de años", mientras que la especie más antigua hallada en Australia era el Obdurodon insignis, un ejemplar dentado más pequeño que pobló el centro del país oceánico hace 26 millones de años. Otros restos fósiles hallados en Riversleigh, el Obdurodon dicksoni, era un poco más grande que el Obdurodon insignis y habitó la zona hace más de 15 millones de años.

Pero con el nuevo descubrimiento, los científicos se dieron cuenta de que una rama de este árbol estaba compuesta por ornitorrincos gigantes, según Archer.

 


Origen del nombre


 

El nombre Obdurodon se deriva del griego diente duradero y se acuñó para distinguir a las especies de ornitorrincos dentados de las especies modernas, según el comunicado de la Universidad de Nueva Gales del Sur.

Tharalkooschild es un nombre que honra un mito aborigen sobre el origen de los ornitorrincos que relata la existencia de un pato hembra llamada Tharalkoo, cuyos padres le prohibieron nadar río abajo por temor a que la rata acuática Bigoon. Pero Tharalkoo desobedeció y fue violada por la rata y al regresar a su familia, en lugar de que salieran patos de sus huevos, salieron los primeros ornitorrincos.


Acerca del autor

Comentarios