Cuando lo barato sale caro

Wikipedia erradicó a 381 editores que recibían compensación de terceros
La gratificación de mejorar la comunidad online suele ser una de las compensaciones más citadas por los colaboradores gratuitos de webs colectivas o crowdsourcing. No obstante, esa realización personal no paga las cuentas y los contribuidores se ven forzados a adoptar otros trabajos que les den el rédito económico que internet les niega.

"No es algo que nos haya pedido nuestra comunidad", señalaba hace unos meses a El País de España el fundador de Wikipedia, Jimmy Wales, al ser consultado sobre la posibilidad de que sus editores recibieran retribución monetaria por su labor. Sin embargo, hace pocos días, el dinero demostró ser un tema importante para los colaboradores, luego de que 381 perfiles de editores fueran expulsados de la versión anglosajona de la enciclopedia por "fraude" y "extorsión".

Estos editores, protagonistas de un "despido" masivo, fueron erradicados por recibir dinero de empresas y particulares para crear artículos sobre ellos. Aunque la enciclopedia virtual permite que sus editores mantengan vínculos con las entidades y personas sobre las que escriben, como sucede con muchos museos y universidades, se requiere que esa relación sea aclarada a la hora de publicar los artículos.

Además de clausurar estas cuentas, bautizadas como sockpuppet ("títere de media") por la enciclopedia, se eliminaron 254 artículos creados por ellas. "La mayoría de estos artículos, que estaban vinculados a negocios, empresarios o artistas, eran generalmente de naturaleza promocional y solían incluir información parcializada, material de fuentes sin atribución y potenciales violaciones de derechos de autor", señalaron Ed Erhart y Juliet Barbara, pertenecientes a Wikimedia Foundation, en un posteo del blog Wikimedia.

Tras ser revisados, solo se corroboró que dos de los protagonistas de dichos artículos realmente ameritaban un nuevo texto en la enciclopedia. Las ediciones realizadas por dichos "títeres de media", además, eran lo suficientemente similares entre sí para que la comunidad considerara que fueron perpetrados por "un grupo coordinado". Incluso, las cuentas involucradas en la investigación fueron utilizadas desde abril hasta agosto, pero no se descarta que dicho "grupo coordinado" haya realizado aportes antes de ser descubierto por el operativo interno Orangemoody.

Para escapar al contralor de Wikipedia, los editores validaban sus publicaciones entre sí, e incluso manifestaban opiniones positivas sobre el trabajo de edición de sus colegas. El bloqueo de estos usuarios, que tiene un precedente reciente en 2013, fue presentado como una manera de "garantizar la calidad" de Wikipedia y permitir que continúe siendo una fuente de conocimiento "precisa, confiable y neutral" para todas las personas, según se señaló en el blog.

El incidente, que se suma a la salida masiva de usuarios del sitio de agregación de contenido Reddit, vuelve a plantear una de las preguntas más capciosas del mundo 2.0: ¿la ciberesclavitud vale la pena?